Verdades sobre la insulina

Muchas personas con diabetes evitan su uso hasta que las complicaciones severas aparecen, males como enfermedad renal o ceguera
Silvia Ojanguren
23/06/2014 - 03:00

La diabetes no debe vivirse como una condena de por vida, pero hay gente cuya existencia se convierte en un martirio cuando la sufre, esto fue parte de la historia de Andrea Rosales de 60 años, quien todavía recuerda los días en que “no tenía ganas de nada, sólo quería dormir porque me sentía muy mal”.

La diabetes tipo 2 le fue diagnosticada hace 22 años y ella es una de las víctimas de este mal que actualmente constituye una emergencia de salud pública, ya que afecta a más de 13 millones de mexicanos y está asociada a factores como el sobrepeso y la obesidad. 

Algo para no olvidar es que la diabetes no controlada origina lesiones irreversibles en muchos sistemas y órganos, en particular en el sistema nervioso y los vasos sanguíneos, dañando  al paso del tiempo el corazón, arterias, ojos, riñones y nervios.

Vida de Andrea 

Con 22 años viviendo con diabetes, Andrea Rosales ha seguido diferentes tratamientos, que la hacían sentir cansada y desanimada, y no disfrutaba de la vida, ni de su familia, además no percibía mejoría en su salud. 

Pero no se atrevía a cambiar u optar por la insulina, le daban temor, “me decían que podía terminar por perder la vista, que además me iban a salir manchas en la piel o que iba a tener problemas con los pies. Todo eso me daba miedo y me ponía muy triste”. Esto porque existen malentendidos y mitos sobre el uso de la insulina en México.

Mitos graves

Mito: Necesitar insulina significa que han fallado los esfuerzos por controlar el mal.

Realidad: La diabetes tipo 2 es progresiva. Con el tiempo, la gente tiende a producir menos insulina. Los tratamientos que ayudan en la etapa temprana (plan de alimentación, medicamentos orales, actividad física) pierden efectividad y la insulina es esencial.

Mito: La insulina ocasiona ceguera.

Realidad: Mejora tu control, por lo tanto, previene complicaciones. El buen control de la glucosa en sangre detiene o previene males. 

Mito: Es atemorizante y  dolorosa.

Realidad: La aplicación de insulina con modernos dispositivos tipo pluma y nuevas agujas ultras finas son virtualmente indoloras.

Mito: La insulina pondrá límites en

mi vida.

Realidad: La insulina puede ofrecerte más libertad. Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su diabetes con una sola aplicación de insulina al día.

Los mitos provocan un menor apego al tratamiento, lo cual a su vez conduce a desarrollar complicaciones como: retinopatía diabética, neuropatía diabética, insuficiencia renal, cardiopatía y accidente vascular cerebral.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK