Elemento básico

La hidratación es fundamental para las mujeres durante el embarazo
Silvia Ojanguren
18/08/2014 - 03:00

Una mujer embarazada vive uno de los periodos más importantes y complejos de su existencia durante la procreación y la lactancia, etapas en los que su cuerpo tiene una serie de cambios fisiológicos y la hidratación adecuada es indispensable para atender esa transformación.

Especialistas dicen que hay procesos de suma importancia en las que interviene el agua, ya que  es necesaria para formar el líquido amniótico que rodea al bebé, apoyar el aumento en el volumen de plasma sanguíneo y producir leche materna.

 

Datos y porcentajes 

El Instituto Nacional de Perinatología tiene documentación acerca de que la hidratación adecuada en la futura madre ayuda a aliviar las condiciones comunes relacionadas con el embarazo: vómitos, náuseas y calambres, entre otros.

El líquido puede prevenir infecciones del tracto urinario, pero hay que tener en mente que las mujeres embarazadas y lactantes tienen diferentes necesidades de hidratación que el resto de la población. 

De acuerdo con el Instituto, los requerimientos de agua son aproximadamente  de 2,000 + 300 ml y 2000 + 700 ml mayor en las madres embarazadas y las madres lactantes, respectivamente.

El Instituto Nacional de Perinatología señala que la cantidad de agua a beber es de 700 ml adicionales en las madres lactantes, lo cual  ayuda a la producción de leche, ya que la leche materna está compuesta de 87% a 90% de agua. De ahí la relevancia de tomar agua.

Los expertos dicen que es importante beber agua durante esta etapa, no se debe dejar a un lado la calidad de la misma, puesto que ésta debe ser agua potable, natural y segura para evitar la ingesta de virus y bacterias que comúnmente está presentes en ella.

 

Ciencia en casa 

Una opción para tener agua higienizada en casa es un filtro, como el purificador de agua Pureit, el cual transforma el líquido de la llave en agua segura. Su avanzada tecnología de purificación compuesto por cuatro pasos elimina virus, parásitos y bacterias dañinas presentes en el agua en tan sólo minutos, sin la necesidad de utilizar electricidad y baterías.

El proceso de purificación está compuesto por un filtro de microfibra que elimina partículas visibles, un filtro de carbón activado responsable de remover pesticidas y parásitos dañinos; un procesador Germkill, encargado de eliminar virus y bacterias dañinos y, por último, el clarificador que deja el agua segura para beber.

“Es importante verificar que el agua que bebes sea segura, para tener la tranquilidad de no consumir virus y bacterias que puedan ocasionar alguna enfermedad a tu bebé. Pureit ofrece una opción más fácil y segura para que las futuras mamás puedan beber agua segura, acércate y pruébala”, dicen los expertos de la firma. 

 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK