Remedio de corazón

La ciencia ha creado nuevas alternativas para atender a personas que sufren enfermedades cardiovasculares
Silvia Ojanguren
18/06/2014 - 03:00
La Enfermedad de las Arterias Coronarias (EAC) es la más común de las enfermedades cardiacas y su tratamiento a tiempo salva muchas vidas, escenario médico en que la ciencia ha obtenido grandes avances que llegan a México. 
 
Expertos en cuestiones de salud explican que se trata del Armazón Vascular Biorreabsorbible (AVB), similar a un stent metálico, que es el tratamiento común. Es un dispositivo minúsculo que se inserta por medio de un catéter en la ingle o muñeca y se conduce hasta el vaso bloqueado en el corazón. 
 
Tarea de salvavidas 
 
El AVB está diseñada para abrir un vaso sanguíneo bloqueado, restaurar el flujo sanguíneo al corazón y disolverse con el tiempo.
A diferencia de un stent metálico tradicional, que se queda en el cuerpo, el AVB, llamada armazón, es creación del laboratorio Abbott, está hecho de un material natural que se disuelve de forma natural y se usa generalmente en implantes médicos, como las suturas solubles. Su función temporal es mantener el vaso abierto hasta que el apoyo no sea necesario. 
 
Tres datos de importancia 
 
1. La EAC es la principal causa de muerte en el mundo y responsable de 1/4 de las muertes en México. 
2. La EAC ocurre cuando las arterias que suministran sangre al corazón se estrechan o se bloquean, causando dolor en el pecho o dificultad para respirar y aumento del riesgo de ataque al corazón. 
3. Los procedimientos tradicionales con stents cardiacos pueden mejorar 
estos síntomas al restaurar el flujo de sangre adecuado al corazón, pero la gente se queda con el implante metálico de manera permanentemente en el vaso sanguíneo. 
 
Beneficios significativos
 
 
El armazón de Abbott representa la siguiente generación en el tratamiento para las EAC, los beneficios potenciales a largo plazo son significativos.
 
El vaso puede expandirse o contraerse como sea necesario para incrementar el flujo de sangre al corazón, en respuesta a actividades normales el ejercicio; se amplían las opciones de tratamiento y diagnóstico; se reduce la necesidad de un tratamiento de largo plazo con  medicamentos anticoagulantes y no habría obstáculos para futuras intervenciones por un implante permanente.
 
Este nuevo dispositivo puede revolucionar “la forma en que tratamos a los pacientes con la Enfermedad de Arterias Coronarias", afirmó el doctor José Díaz Fernández, cardiólogo en el hospital Juan Ramón Jiménez (España). 
 
"No sólo desbloquea las arterias obstruidas, sino que también disuelve aquello que quiera regresar a la arteria y no permita el funcionamiento natural del vaso, una característica que es importante para los pacientes”.
 
La historia de este avance comenzó hace una década, cuando científicos de Abbott empezaron a desarrollar el armazón que puede disolverse y restaurar el vaso a un estado más natural y, ahora, este AVB es una realidad.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK