Gym a unos pasos

Ejercitarse es todo un reto, pero esta actividad se torna más fácil si tenemos los aparatos a nuestro alcance
Silvia Ojanguren
18/03/2016 - 05:00

Montar un gimnasio en casa es una opción sana y al alcance de cada presupuesto si se escucha a los expertos. 

Siempre estás a tiempo de ponerte en movimiento, y para ejercitarte no es indispensable inscribirte en un centro deportivo, ni siquiera salir de casa para ponerte en forma, sólo debes crear buenos hábitos que incluyen la acción, comer y vivir sanamente.

La mayoría de las veces ese deseo de mejorar el estado físico y, sobre todo, la calidad de vida se esfuma por diferentes factores que hacen imposible seguir las rutinas y en ocasiones dejar de ir al gimnasio. 

TIRAN LA TOALLA. Más de la mitad de la sociedad mexicana reconoce que su vida es sedentaria, a pesar de que 45 de cada 100 personas entrevistadas por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) dicen que ejercitarse es saludable.

Pero no todo mundo va al gimnasio; entre quienes acuden, muchos lo abandonan por diversas causas:

1. No se puede pagar la mensualidad (28.3%).

2. Porque se alcanzó la meta (19.2%).

3. Por flojera (18.9%).

4. Falta de disciplina (9.7%).

5. Pérdida de interés (5.3%).

Pero además —dicen expertos en el tema— es un hecho que la mayor parte del tiempo los gimnasios se encuentran sobresaturados y con poco espacio para realizar los ejercicios.

Ante esta realidad, la idea de tener un espacio en el hogar para ejercitarte es muy viable, afirman. 

Para comenzar. Una vez que ya tengas todo lo necesario para comenzar a ejercitarte en casa, el siguiente paso es organizarte. 

Avisa a familiares y amigos que estarás ocupado por unas horas al día, así hay menos posibilidades de que desatiendas el tiempo destinado a tus rutinas.  

Puedes comenzar a ejercitarte una hora dos veces por semana e ir subiendo progresivamente la cantidad de días que le dedicarás a tu entrenamiento. 

Muévete sin salir de casa

1) Cualquiera que sea el motivo, tener un espacio en casa donde puedas ejercitarte maximiza el potencial de tus entrenamientos, por eso te damos algunos consejos para que comiences a construir el tuyo.

2) Escoge el lugar correcto.  Debes ser consciente del tamaño que dispones en casa para poder poner tu gimnasio. Puedes tomar en cuenta espacios como una habitación o el patio, siempre y cuando se encuentre cubierto. No olvides ambientar el lugar con música, espejos y que haya una buena iluminación.

3) ¿Qué debes tener?  Pregúntate cuáles son tus prioridades y, sobre todo, cuál es tu presupuesto. Entre las máquinas más importantes que puedes adquirir están las de resistencia, como la de remo, así como las bicicletas estáticas, que sirven para entrenar el sistema cardiovascular.

4) Complementa tu gimnasio. No es necesario llenarte de máquinas costosas.

5) Programa tus entrenamientos. Haz que tu inversión valga la pena y no dejes de ejercitarte tal como lo has programado.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK