Laberinto de la esclerosis múltiple

Los principales factores que alteran esta enfermedad y aceleran sus síntomas son fiebre, baños calientes, exposición al sol y estrés
Silvia Ojanguren
17/11/2014 - 03:00

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro y médula espinal, es un mal que lesiona la capa que  rodea y protege las células nerviosas, acción que bloquea los mensajes entre el cerebro y el cuerpo.

Ese es el mapa que dibuja la EM, nos cuenta Silvia Leticia Vilchis, de la Clínica Cerebro, quien llama la atención sobre los síntomas más comunes del mal: alteraciones de la vista, debilidad muscular, problemas con la coordinación y el equilibrio, sensaciones como entumecimiento, picazón o pinchazos y problemas con el pensamiento y la memoria.

 

Misterios de la enfermedad

La ciencia aún no descubre todo sobre las causas de la enfermedad, pero hay sospechas de que es un problema multifactorial y que se trata de un padecimiento autoinmune, por lo que el organismo lanza un ataque defensivo contra sus propios tejidos, concretamente la mielina.

Los casos pueden parecer escasos, pero el problema es grave: unos dos millones 500 mil personas padecen esclerosis múltiple, una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central en los adultos jóvenes (de 20 a 40 años).

La especialista menciona que muchas de las personas con la enfermedad no sufren después del ataque inicial y pueden llegar a tener una vida normal por muchos años. 

“En el caso de la esclerosis maligna, el deterioro es rápido y progresivo y acaba en una incapacidad notable. En muy pocos casos la enfermedad es mortal y la mayoría de los pacientes tiene unas expectativas de vida normales”, alerta.

La resonancia magnética y la exploración neurológica son algunas de las  pruebas que ayudan a diagnosticar al paciente  y pueden ayudar a localizar las lesiones en el sistema nervioso central.

 

Señales del mal 

Los pacientes no notan los primeros síntomas debido al poco malestar que presentan. Una de las primeras manifestaciones pueden ser problemas de visión borrosa o doble.

Los síntomas varían porque la localización y magnitud de cada ataque puede ser diferente. Se suele dar con episodios durante días, semanas o meses y se alternan con periodos de reducción o ausencia.

Algunos de los síntomas musculares se dan con mayor frecuencia: dificultad para caminar, pérdida de motricidad de piernas y brazos, pérdida de equilibrio, en algunos casos espasmos musculares, temblor y debilidad en uno o ambos brazos o piernas.

La fatiga es un síntoma común y molesto a medida que progresa y con frecuencia es peor al final de la tarde.

No existe cura para la esclerosis múltiple, los tratamientos disponibles logran modificar la evolución de la enfermedad, paliar sus síntomas y rehabilitar al paciente.

Silvia Leticia Vilchis dice: “en Clínica Cerebro ofrecemos terapias de neuro-rehabilitación biónica y robótica, la cual ha demostrado ayudar en la recuperación de fuerza, equilibrio y coordinación”. 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK