No daña el horario de verano

Descartan trastornos de sueño, con el cambio en la hora de acostarse y levantarse
Silvia Ojanguren
17/04/2017 - 05:00
 

El Horario de Verano no afecta la salud, señalan estudios científicos de diferentes países, incluido México. No existen evidencias que dañe  la salud física o mental de las personas.

Además no se ha reportado que el cambio de horario motive el surgimiento de trastornos de sueño o empeoramiento de éstos en personas que ya los padecen, explica el doctor Reyes Haro Valencia,  del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño (IMMIS).

Reloj de vida. El especialista señaló que el cuerpo tiene mecanismos que se localizan en el cerebro, que se activan para ubicar los ritmos fisiológicos al nuevo horario.

“Se trata del reloj biológico que regula los biorritmos entre los que destacan los ritmos circadianos, que ocurren cada 24 horas, como el ciclo sueño-vigilia, indica.

Este reloj interno forma parte de una estructura anatómica conocida como núcleo supraquiasmático, situado por encima del quiasma óptico, que es donde se cruzan los nervios de ambos ojos.

Esta zona del cerebro regula diversas conductas, entre ellas, la adaptación a los cambios de horario, se activa cuando éstos se dan y permite los ajustes necesarios ante el cambio, sin causar efectos. 

El tiempo y destiempo. La mayoría de las personas suelen acostarse y levantarse tarde viernes y sábados, ejemplifica el doctor, con lo que se desfasa su ritmo circadiano de una a tres horas, entonces el domingo intentan dormir temprano sin lograrlo.

El lunes es un poco difícil para el desempeño diurno y puede haber muchos bostezos, fatiga, malestar, irritabilidad, somnolencia y mayor consumo de sustancias estimulantes de uso habitual como las bebidas con cafeína.

El martes suele recuperarse el ritmo habitual, mismo que volverá a desajustarse el siguiente fin de semana.

Este es un claro ejemplo de cómo unas horas en el cambio de ritmos no afectan más allá de lo mencionado y que en consecuencia existen mecanismos de adaptación a los cambios, en todo caso, una hora de recorrido en el Horario de Verano afectaría mucho menos la salud y el desempeño diurno. 

Sin sueño por la mañana. Otro ejemplo para comprender que el cambio de horario no afecta la salud, es que en vacaciones se modifica el tiempo de acostarse y levantarse más de una hora.

En México, el Horario de Verano se estableció en la mayor parte del territorio en 1996.

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK