Riesgos al tatuarte

La hepatitis C puede amenazar la vida misma, si no se tiene cuidado con quién y en dónde se hace un tatuaje
Silvia Ojanguren
17/02/2017 - 05:00
 

 La costumbre de tatuarse o hacerse perforaciones en el cuerpo es parte de la cultura actual, incluso como métodos de belleza: maquillaje permanente, delineado de cejas, ojos y labios. 

Tatuarse es un tratamiento común, pero no está exento de riesgos cuando se emplean herramientas sin esterilizar, uno de los peligros es el contagio de hepatitis C, virus que puede sobrevivir en la tinta usada para tatuajes, alerta Ruby Chirino Sprung, médica especialista en hepatología. 

 

Raíz del mal. La hepatitis C es una enfermedad contagiosa y “silenciosa”, es decir, no presenta síntomas en la mayoría de los casos, sino hasta 20 años después del contagio. 

El tiempo vuela y es posible que cuando se descubra, ya haya provocado cirrosis hepática, que provoca cansancio, pérdida de peso, náuseas, sangrado del tubo digestivo, retención de líquido en el abdomen, orina de color oscuro e ictericia (piel y ojos amarillentos). 

Por eso, dice el experto, en caso de duda, debe practicarse una sencilla prueba en sangre,  con lo que se puede detectar la presencia del virus.

Pero insiste en los riesgos,  ya que puede ser que estos procedimientos de belleza se realicen en establecimientos no regulados.

“En estos casos las personas están en alto riesgo de contagiarse con hepatitis C,  ya que los objetos para realizar,  tanto tatuajes como manicure, pedicure y acupuntura,  pueden contaminarse con el virus, si se comparte,  tanto el equipo como la tinta”, explica. 

Al contagiarse con hepatitis C, que es un problema de salud global,  pueden desarrollarse enfermedades crónicas del hígado, como cirrosis hepática y cáncer de hígado. 

Llama la atención sobre que quienes padecen hepatitis C  tienen una elevada esperanza de cura, con la aprobación de un medicamento libre de interferón que combina tres antivirales de acción directa, que actúa en 12/24 semanas y tiene una certeza de cura del 97 al 100 por ciento,  según el tipo de paciente.

“Un padecimiento considerado sin cura ahora tiene una elevada opción de curación, lo que representa una nueva oportunidad de vida para los pacientes; por ello, ante cualquier duda de ser portadores del virus, recomendamos realizarse la prueba del VHC para detectar y atender oportunamente este padecimiento”, finaliza. 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK