Dieta y ejercicio vs el colesterol

Cuando un niño o joven tiene niveles altos del mal, las primeras medidas para ayudar a controlarlo es cambiar de hábitos
Silvia Ojanguren
16/01/2017 - 05:00

La palabra colesterol suele prender las alarmas entre la gente, que en ocasiones no sabe que es un elemento natural en el organismo, de dos tipos, bueno y malo, además, suele pensarse que sus víctimas son viejos y gente obesa, pero también ataca a niños. 

“El colesterol alto puede darse en algunas personas y ser genético y aparecer a temprana edad”, dice la doctora Aída Lteif, experta en Endocrinología y Metabolismo Pediátricos de Mayo Clinic. 

 Aunque no se pueda hacer nada respecto a los genes, sí se pueden implementar cambios en el estilo de vida que ayudan a controlar el colesterol. Si eso no fuese suficiente, entonces los medicamentos que ayudan a controlar el colesterol también pueden ser otra alternativa, señala la experta.

Colesterol en su medida. Los   médicos dicen que se trata de una sustancia en grasas, lípidos y sangre.  

El colesterol se transporta por la sangre fijado a las proteínas, y esa combinación de colesterol y proteínas se conoce como lipoproteína.  

Explican que la lipoproteína de baja densidad, o LDL, se conoce a veces como colesterol malo y transporta partículas de colesterol por todo el cuerpo.  

El LDL se acumula en las paredes de las arterias, haciéndolas endurecer y estrechar.  

La lipoproteína de alta densidad, o HDL, se considera el colesterol bueno y recoge el exceso de colesterol para devolverlo al hígado. 

Riesgos verdaderos. El colesterol alto, particularmente un nivel elevado de LDL, puede conducir al desarrollo de depósitos grasos en los vasos sanguíneos.  “Esos depósitos pueden dificultar la circulación sanguínea por las arterias”, alerta la doctora. Cuando eso ocurre, es posible que el corazón no obtenga tanta sangre rica en oxígeno como necesita, y eso aumenta el riesgo de un ataque cardíaco. 

Para batallar contra la herencia y el colesterol, “dieta y ejercicios son la clave”, dice Lteif. 

El colesterol alto tiende a ser un mal de familia y la genética desempeña una función en el riesgo personal de desarrollar colesterol alto.  

La composición genética, por ejemplo, puede impedir a las células extraer bien el colesterol LDL de la sangre o hacer que el hígado produzca demasiado colesterol. 

Cuando un niño o joven tiene alto el colesterol, las primeras medidas para ayudar a controlarlo  implican cambios en el estilo de vida.  

Hacer ejercicio 30 minutos diarios  y permanecer en un peso sano sirven.   

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK