Jubilación, un sueño lejano

Sin un ahorro para el retiro, muchas personas de la tercera edad deben seguir trabajando
Silvia Ojanguren
15/02/2017 - 05:00
 

El retiro debe ser una etapa de nuevas experiencias, cambios y sueños por cumplir, pero cada vez hay más retos que vencer para llegar a esa meta. La Amafore indica que 74% de los mexicanos no tiene plan alguno de pensión. La realidad es que sólo dos  de cada 10 tienen un programa de acción para esa etapa de su vida, en la que ya no recibirán ningún ingreso por trabajo.  

Se trata de un fenómeno que lleva a una porción significativa de la población mayor a requerir  de una actividad productiva remunerable al momento de su retiro, para solventar gastos fijos e inesperados.  

 

Duro escenario. “En un futuro seremos más los adultos mayores y viviremos más tiempo, se espera que nos mantengamos con vida al menos 25 años más después de habernos retirado”, indica Mónica Contreras, directora de mercadotecnia de Seguros Monterrey New York Life.  

A partir de los 65 años, solamente 28% de los retirados continuarán trabajando, por lo que es indispensable tener un ahorro que permita enfrentar eventualidades con independencia y autonomía, dice. 

La población adulta en México es de unos 10 millones de personas, de ellas solamente una de cada 100 están viviendo su retiro con plenitud, lo que significa que 99% de la población llega al retiro con problemas financieros o de salud.  

Por ello, prevenir y planear durante la juventud y etapa adulta  generará balance físico, mental, emocional, social y espiritual. 

Asimismo, la estabilidad financiera será fundamental y se logrará a través del ahorro formal y del apoyo de instrumentos como los seguros.   

 

Detalles de la realidad. “Quienes tienen la suerte de contar con una Afore ya tienen un avance, estarán recibiendo alrededor del 25% de su último ingreso; por ello, es imperante complementar nuestra estrategia para complementar el restante 45%.  

Seguros Monterrey New York Life tiene la certeza que es urgente impulsar la cultura de la previsión, visualizando un mejor futuro y aprovechando  para hacer uso de los ingresos extraordinarios, como  bonos, utilidades y otras prestaciones, para comenzar el camino rumbo a un retiro pleno y exitoso. 

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK