El mundo alterno al autismo

Es un problema social medio olvidado, pero en la Cámara de Diputados se dan pasos hacia una ley que proteja y prepare a los pacientes para la vida
Silvia Ojanguren
14/04/2014 - 03:00

La sociedad mexicana debe abrir una puerta en el laberinto del autismo, en que muchos niños se hallan atrapados y necesitan recibir tratamiento médico y educativo de vanguardia. Se trata de una causa que demanda sensibilidad y responsabilidad social.

En el mapa de la salud, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el autismo aparece como un padecimiento con el cual viven unas 46 mil personas y su cuidado “no es un problema de pesos y centavos, es de derechos humanos y voluntad política para atender a uno de los sectores más vulnerables”,  sostiene la diputada Paloma Villaseñor. 

 

La sombra del mal

El autismo es un desorden del desarrollo cerebral que comienza en la  niñez, antes de los tres años y deteriora la comunicación e interacción social;  provoca un comportamiento restringido y repetitivo que se prolonga a lo largo de la vida. Una atención tardía en los campos de la salud y educación genera desajustes psicosociales, marginación social e incluso problemas de desintegración familiar.

Los médicos especialistas alertan sobre algunos síntomas comunes: lenguaje poco o nulo, pérdida del habla, repite lo mismo o lo que oye, actúa como si fuera sordo, pero no soporta ciertos sonidos o luces muy fuertes.

Otras señales del autismo son que el paciente no mira directamente a los ojos, muestra desinterés por su entorno, no responde a su nombre, rechaza el contacto físico, no le gusta que lo toquen o carguen.

Los padres deben saber que el niño autista puede relacionarse con personas y que generalmente son muy sensibles, lo que determina su forma inusual de relacionarse.

Si los padres sospechan que su hijo puede ser autista deben consultar al pediatra, que los debe enviar con un psiquiatra de niños y adolescentes, encargado de diagnosticar con certeza su nivel de severidad y determinar las medidas a tomar.

 

La sociedad toma la palabra

Diputados de los  partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista impulsan una ley para la atención y protección de personas con trastornos del espectro autista. La diputada Villaseñor señala que se trata de una norma que refleja un problema actual: en México se calcula que uno  de cada 100 niños que nacen padece autismo, condición que crece anualmente 20%.

La cuestión es seria. “El cáncer, el sida y la diabetes pediátricos, combinados, son menos comunes que los trastornos del espectro autista”, afirma.

Por eso, “los diputados nos hemos preocupado por presentar esta iniciativa en representación de miles de padres que hoy están en un estado de indefensión, ya que ninguna ley en México habla del trastorno del espectro autista”.

El propósito es que, subraya la legisladora,  se cree un Instituto Nacional de Salud que realice investigación, diseñe protocolos de atención, haga diagnósticos tempranos y brinde terapias de habilitación, que prepare a los profesionales que puedan atender el problema y diseñe políticas públicas nacionales para atenderlos.

“En cuanto a educación, con esta ley se plantea que estos niños y jóvenes con potencialidad y alto rendimiento tengan una educación inclusiva e integradora con posibilidades de recibir capacitación para el trabajo”, menciona.

 

 

 

 

 

 

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK