Cuida la comida del calor

Bacterias y hongos atacan los alimentos ¡mucho ojo!
Silvia Ojanguren
13/07/2017 - 05:00
 

Algo que no se puede perder de vista es que las altas temperaturas no sólo aceleran la descomposición de los alimentos, sino que algunos de los microorganismos que causan enfermedades se multiplican aprisa.

El calor es un buen caldo de cultivo de hongos y bacterias que pueden crecer más rápidamente en la comida; por ello, es necesario tomar medidas de prevención necesarias para evitar riesgos en la salud en esta temporada.

Buen provecho ahora y siempre.  Juan Manuel Herrera, especialista en manejo adecuado de alimentos de la División de Institucional en Ecolab, brinda recomendaciones para el manejo adecuado de los alimentos:

1.  Alimentos preparados. En el caso de los que ya pasaron por un proceso de cocción, el tiempo sugerido para su consumo es máximo de 72 horas. Además, es aconsejable cocinar porciones pequeñas para evitar desperdicio de comida, es importante recordar que cuando se congela un alimento cocinado, se empieza a desnaturalizar la proteína, es decir, baja el porcentaje de la cantidad de proteínas que puede brindar.

2. Vegetales. Los productos de hoja verde, como espinacas, lechugas, cilantros, o epazotes pueden refrigerarse para conservar sus características y aumentar su vida de anaquel hasta siete días. Se sugiere no lavarlos, para no provocar exceso de humedad hasta que se haga uso y guardarse en una bolsa con pequeños orificios para que el vegetal respire. 

3. Carnes. Un alimento fresco como pollo y carne (res o cerdo) dura ocho días máximo para el consumo humano, por lo que al comprarlo en los centros de distribución como mercados o supermercados, éste ya lleva al menos tres o cuatro días almacenado o refrigerado, por lo que debe consumirse cuanto antes.

4. Huevo. Si se adquirió a temperatura ambiente, la sugerencia es que se refrigere, porque así aumenta la vida de anaquel de ese producto. Si se deja a temperatura ambiente, por ejemplo, en una zona de costa, el cascarón del huevo es poroso y puede permear bacterias a clara y  yema, haciendo más fácil que el huevo se descomponga.

5. Pescado. Al adquirirlo fresco se debe de verificar que los ojos estén brillosos y cristalinos, y al tacto la carne debe sentirse firme y elástica. Es importante cocinar totalmente los productos del mar y no consumir alimentos crudos como ceviches y ostiones.

6. Fruta. Comprar porciones pequeñas de frutas de temporada ayudará a evitar su fermentación por  aumento de calor.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK