Chavitos precoces

Abandono y baja autoestima son factores para que inicien su vida sexual a temprana edad
Silvia Ojanguren
13/03/2017 - 05:00
 

La revolución sexual es cosa de todos los días, sobre todo entre los adolescentes, que inician su vida sexual a más temprana edad, comparado con las generaciones que les precedieron.

Los motivos son diversos, como indica el Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI):

Carencias afectivas en el hogar y baja autoestima; influencia de los medios de comunicación e internet con situaciones que estimulan la vida sexual; situación de vulnerabilidad económica y hacinamiento; ambiente de promiscuidad, entre otras.

 

El tiempo es oro. Para los especialistas en asuntos de la mente se trata de un fenómeno con varias aristas: “los padres no tienen tiempo para sus hijos. No supervisan sus actividades”.

Pero hay más causas, “los jóvenes —a veces aún niños—,  se sienten abandonados y poco valorados por sus familiares. Es por ello que en ocasiones inician su vida sexual a muy temprana edad”, nos dice la doctora Claudia Sotelo Arias, directora del CEEPI.

“No buscan placer en sí,  lo que quieren es cariño y aceptación”, afirma.

 

Detalles que cuentan. “Es un fenómeno mundial, los adolescentes están más confundidos que en otras épocas.

“Se pierden en el mar de información que existe ahora y al mismo tiempo están frustrados y aburridos. Entonces tienen sexo,  aunque no estén preparados para asumir su sexualidad desde el punto de vista emocional”, señala  Sotelo Arias.

El CEEPI recomienda no hacer del sexo un tabú y brinda algunos consejos:

Es necesario tener educación sexual desde la infancia. Existen libros y videos que pueden aportar conocimiento o material de apoyo.

La sexualidad de los adolescentes es de ellos, no de sus padres. No va en juego el honor familiar y lo peor que se puede hacer es insultar. Nada como el amor y la comunicación. No a los extremos. La desnudez, las formas explícitas de la sexualidad es sólo para los adultos; no les corresponde a los niños. Ellos no comprenden y pueden angustiarse o distorsionar la situación.

Buscar colegios que vayan en función con los valores morales de la familia. Así no habrá futuras sorpresas.

Es recomendable abordar el tema de los anticonceptivos. No hacerlo es tapar el sol con un dedo sobre todo cuando el joven ya inició su vida sexual.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK