Tortura intestinal

Los medicamentos para el estreñimiento pueden tener efectos, por lo que es necesario no abusar de ellos y prevenir el malestar con un cambio de dieta
Silvia Ojanguren
12/02/2015 - 04:00
Hay millones y millones de personas que son atormentadas por el estreñimiento, pero hasta ahora ningún estudio ha examinado los efectos secundarios a largo plazo del consumo diario de suavizantes de heces, estimulantes para ayudar en los momentos de crisis. 
 
Los riesgos vinculados al consumo diario de estos medicamento de venta libre posiblemente  no sean muy importantes. Pero valdría la pena platicar con el médico respecto a los síntomas, porque parte del problema podría ser una enfermedad subyacente, alerta el doctor Adil E. Bharucha, de gastroenterología de Mayo Clinic, en Rochester.
 
Un problema común. El estreñimiento se define como el hecho de tener tres o menos deposiciones por semana u otros síntomas (heces duras, pujar excesivamente o sensación de no haber evacuado todo después). Se habla de crónico cuando estas señales duran varias semanas o más. Es un problema común y existen muchos tipos de laxantes que pueden ayudar a tratarlo. Los suavizantes de heces, también conocidos como emolientes, funcionan porque atraen líquido al intestino, evitan que se formen heces secas y duras para defecar sin necesidad de pujar.
 
Estos fármacos pueden adquirirse sin receta médica y funcionan bien en la mayoría de las personas. A pesar de que su único propósito sea el alivio a corto plazo del estreñimiento, es posible que no sea nocivo consumirlos a diario y de forma prolongada. Pero hay otras maneras de aliviar el estreñimiento que son eficaces.
 
Lo que comes ayuda. La alimentación suele ser uno de los principales culpables del estreñimiento y para muchas personas realizar algunos cambios puede ser un medio eficaz de aliviarlo. Añadir fibra en la comida puede aumentar el peso de las heces y acelerar su tránsito por los intestinos.
 
Entre las buenas fuentes de fibra están las frutas frescas y las verduras de hoja verde, además de los panes y cereales integrales. No incorpore bruscamente demasiada cantidad de fibra en la alimentación, porque un aumento repentino en la cantidad ingerida puede provocar distensión abdominal y flatulencia.
 
El doctor Bharucha comenta que cuando el estreñimiento es un problema, lo mejor es restringir los alimentos que pueden empeorarlo. De manera particular, evite los productos de repostería, pasteles, pudines, azúcar, dulces y quesos.
 
Los líquidos también puede alterar la función intestinal. Un buen objetivo es beber todos los días seis u ocho vasos de líquido. El agua es la mejor opción, pero otros líquidos pueden ayudar a alcanzar la cantidad diaria necesaria.
La falta de actividad física puede contribuir al estreñimiento. Si no realizas ejercicio de manera regular, considera añadirlo a tu rutina diaria. 
 
De acuerdo con sus antecedentes médicos y síntomas, quizás el médico desee evaluar la presencia de alguna enfermedad subyacente que puede conducir al estreñimiento crónico.  Dependiendo de las circunstancias personales, un suavizante de heces u otro laxante diario puede ser el remedio adecuado.

 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK