Más allá de una cruda

El consumo excesivo de alcohol va más allá de las molestias que se sienten tras una borrachera
Silvia Ojanguren
11/07/2014 - 04:00
El consumo excesivo de alcohol costó la vida de 3.3 millones de personas en el mundo, en un cuadro social en que el alcoholismo no sólo puede causar dependencia, sino que aumenta el riesgo de más de 200 enfermedades, asegura un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
 
Llama la atención que un alcohólico enfrenta el peligro de sufrir padecimientos como cirrosis hepática y diversos cánceres. Además, el consumo nocivo de alcohol puede relacionarse con la violencia y los traumatismos.
 
Por si fuera poco, las personas adictas son más vulnerables a enfermedades infecciosas como tuberculosis y neumonía.
 
Señales de miedo 
 
El Informe Mundial de Situación sobre Alcohol y Salud incluye perfiles por país sobre consumo de alcohol en 194 estados miembros de la OMS.
 
El informe señala que no hay lugar para la complacencia a la hora de reducir el uso nocivo del alcohol.
 
Algunos países están reforzando las medidas para proteger a la población: alza de impuestos al alcohol, aumento de la edad mínima para comprar alcohol a fin de limitar su disponibilidad y regulación de la comercialización de bebidas alcohólicas.
 
Lo que falta
 
La OMS señala que los países deben, entre otras cosas:
 
Tener políticas destinadas a reducir el uso nocivo del alcohol (en 2012, 66 estados miembros de la OMS habían redactado una política nacional relativa al alcohol); actividades de sensibilización a escala nacional (140 informaron que habían llevado a cabo por lo menos una actividad de este tipo en los últimos tres años).
 
Sistemas de salud que ofrezcan servicios de prevención y tratamiento, en particular la prestación de un mayor número de servicios de prevención, tratamiento y atención para los pacientes y sus familias, así como el apoyo a las iniciativas de detección y las intervenciones breves.
 
Las páginas negras
 
El informe destaca la necesidad de que las comunidades se impliquen en la reducción del uso del alcohol. 
 
Cada habitante de 15 años o más consume un promedio de 6.2 litros de alcohol puro cada año. Estos es grave porque menos de la mitad de la población total (38.3%) consume alcohol, lo cual significa que las personas que beben consumen un promedio de 17 litros de alcohol puro cada año. El porcentaje de fallecimientos entre la población masculina por causas relacionadas con el alcohol es más elevado que el de las mujeres (7.6% de defunciones de hombres y 4% de mujeres).
 
Se ha demostrado que las mujeres pueden ser más vulnerables a algunas enfermedades relacionadas con el alcohol en comparación con los hombres. Además, los autores del informe señalan que el aumento constante del consumo de alcohol entre las mujeres es un fenómeno que suscita preocupación.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK