Con el ojo pelón

Una gran parte de los habitantes del país tienen problemas para poder dormir, esto se atribuye a diversos factores de la rutina diaria
Silvia Ojanguren
11/06/2014 - 03:00
Frases como “no he pegado pestaña”, “me la pase en vela” o “no logro conciliar el sueño” tienen que ver con una pesadilla que viven unos 40 millones de mexicanos y que padecen trastornos del sueño, principalmente insomnio, un problema de salud pública. 
 
El doctor Reyes Haro, director de la Clínica de Trastorno del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México, alerta: “La situación es grave puesto que la tercera parte de la población ha vivido con alguno de estos padecimientos y no se ha atendido”.
 
Mal dormir 
 
El insomnio “es un trastorno del sueño que se caracteriza por dificultad para conciliar el sueño, despertares frecuentes y en cada uno de ellos tener nuevamente dificultad para dormir, y la sensación de sueño no restaurador que tiene consecuencias sobre el accionar diurno de las personas que lo padecen”, explica.
 
El doctor Haro cuenta que el insomnio puede ser causado por factores orgánicos y no orgánicos. 
 
“Los más frecuentes son los no orgánicos, que son los que tienen que ver con el estilo de vida, el llamado insomnio primario: estrés, preocupaciones económicas, problemas familiares, laborales, personales, etc., son los que hacen que la gente tenga dificultades para dormir”.
 
En estos casos no hay ronquido ni movimiento de extremidades, no hay consumo de medicamentos ni comorbilidad psiquiátrica. Es el tipo más frecuente y cuando se detecta oportunamente es muy sencillo tratarlo.
 
Del insomnio relacionado con el ronquido, dice que el consumo de medicamentos, trastornos del movimiento, ansiedad, depresión, dolor, suele estar asociado a ciertas condiciones médicas. 
 
“Hay que distinguir muy bien qué es lo que está causando la dificultad para dormir”, precisa.
 
Claves del sueño
 
1. Uno debe dormir un promedio de 8 horas diarias, pero existen diferencias individuales. Hay quien funciona bien con 6 y quien requiera 9 o más. 
 
2. Un buen indicador es cómo te sientes en el día, cómo amaneces: “Si hay somnolencia, no has dormido el tiempo adecuado o si hay dolor, malestar, irritabilidad.
 
3. Problemas de tensión, necesidades de consumir algunas sustancias que te estimulen durante el día como bebidas con cafeína o fumar, son indicadores de que no duermes bien.
 
4. La Organización Mundial de la Salud y las asociaciones especializadas recomiendan para un adulto en etapa productiva dormir al menos 7 horas cada noche.
 
5. Si la gente duerme menos de ese promedio de 7 a 8 horas por noche o si hay algún trastorno del sueño por largo tiempo, hay un efecto en la expectativa de vida, algo que está ya muy documentado.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK