Mala pata

Existen procedimientos qurúrgicos que ayudan a erradicar las molestias provocadas por la formación de juanetes en los pies
Silvia Ojanguren
10/10/2014 - 03:00
La gente que padece por la aparición de juanetes debe saber que la operación no es el único tratamiento con el que cuentan, pues otras medidas pueden ayudar a disminuir los síntomas y aliviar el dolor, nos cuenta el podiatra Martin Ellman, del área de  Cirugía Ortopédica de Mayo Clinic.
 
El especialista indica que cuando se sigue un tratamiento no quirúrgico y no surte efecto, lo mejor es consultar con un cirujano de pies respecto a las alternativas.
 
Malos pasos 
 
La estructura del pie cambia con el tiempo y, a veces, los cambios son sutiles y no se notan, pero en ciertas circunstancias son mayores, es cuando los juanetes aparecen debido a transformaciones que desalinean los huesos y aumentan la anchura del pie.
 
El experto deja en claro que un juanete hace que el dedo gordo se tuerza o desvíe de la línea media del cuerpo y termine por pegarse al segundo dedo. Entonces el hueso se vuelve más prominente y forma el promontorio conocido como juanete.
 
Los juanetes no siempre son dolorosos, algunas personas los tienen durante mucho tiempo sin que molesten. No obstante, pueden ser dolorosos debido a varias razones: zapatos muy estrechos o apretados pueden empeorarlos, amontonamiento de los dedos puede irritar la piel y con el transcurso del tiempo causar artritis en el dedo gordo, que deriva en dolor y limita la amplitud de movimiento de la articulación.
 
Puntos médicos
El doctor  Ellman explica que cuando los juanetes son dolorosos existen varias alternativas con las que se puedes tratar antes de recurrir a la cirugía:
 
Primero, si todavía no lo has hecho, cambia algunas cosas en tu calzado. Con el fin de aliviar la presión sobre el juanete, intenta usar zapatos de punta ancha y cuero suave.
 
Si eso no es suficiente, estira los zapatos en la zona que ocasiona la irritación para hacerlos más cómodos. 
No uses tacones altos ni zapatos con costuras en la punta porque ambas cosas irritan los juanetes y empeoran los síntomas.
 
Los analgésicos  pueden ayudar a controlar el dolor del juanete. Las inyecciones de cortisona también pueden ser útiles en algunos casos, pero antes que nada consulta al médico si son ideales para ti.
 
Hay remedio 
 
Si esas terapias no te ofrecen alivio, considera mantener una conversación con un especialista en cirugía del pie, dice el expertos de Mayo Clinic, quien explica: “El objetivo de la cirugía es reducir la deformidad del pie, disminuir el dolor y mejorar la funcionalidad”.
 
Son varios los procedimientos quirúrgicos para los juanetes, porque no existe ninguna técnica que sea la mejor para todos los problemas. El tipo se considera según la gravedad del juanete. En la mayoría de los casos, los huesos se reubican quirúrgicamente con el fin de alinearlos mejor.

 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK