Dile adiós a la depresión

Este mal deteriora la calidad de vida del paciente, sus relaciones interpersonales y su desempeño laboral
10/08/2015 - 13:26

La gente que padece depresión puede llegar a sufrir por los síntomas de este mal que suelen hundir a en la desesperación. 

La depresión no es simplemente tristeza o un mal pasajero, sino una enfermedad que afecta significativamente la vida laboral y social de la gente, en México, la Secretaría de Salud estima que es azote de entre 12% y 20% de la gente adulta, es decir de 18 a 65 años.

Pero la escena va para peor, pues se calcula que que para 2020 será la segunda causa de años de vida saludable perdidos a escala mundial.

La depresión deteriora la calidad de vida, las relaciones interpersonales y el desempeño laboral. Sus síntomas dificultad la concentración, el procesamiento mental de la información, la planeación y ejecución de las actividades.

Mal de males. Alan Barrell, director Médico de Lundbeck México, explica que “la depresión interfiere considerablemente con las actividades laborales y genera un impacto directo significativo en la productividad”.

Esta enfermedad comúnmente, dice, no se diagnostica oportunamente por lo que en promedio un paciente tarda entre 8 y 14 años en que se establezca un diagnóstico preciso, padeciendo los efectos de los síntomas a nivel personal, social y económico.

Su impacto negativo hace que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considere como una de las enfermedades más discapacitantes en el mundo, y en los países de medianos y altos ingresos económicos constituye la carga principal de atención debido a una enfermedad.

Datos depresivos. Un estudio encontró que hasta un 65% de las personas que sufren de depresión se ven a sí mismas como incapacitadas para realizar sus labores habituales, de ahí la importancia de atender la evolución de algunas de sus primeras manifestaciones.

Las mujeres y hombres que sufren depresión se comportan de una forma no habitual en muchos aspectos de su vida, tanto en casa como en el trabajo y con las relaciones entre amigos y de pareja.

Algunos cambios que pueden llegar a ser particularmente evidentes para los compañeros de trabajo o para sus jefes específicamente en el área laboral, pueden ser: lentitud y errores frecuentes en el trabajo, dificultades en la concentración, olvidos, impuntualidad, ausencias injustificadas o el abandono del trabajo por enfermedad constantemente.

La gente que la padece suele aislarse y dejar de comer y hablar, “además tiene problemas para desempeñarse adecuadamente en sus labores cotidianas en el hogar, la escuela y el trabajo”, indica el especialista.

“Es fundamental la identificación adecuada de los síntomas y su desestigmatización, ya que esto alentará la consulta oportuna al médico y en cuanto sea posible, a un especialista en psiquiatría, quienes le ayudarán a atender adecuadamente ésta enfermedad”, señala  Barrell.

Esta enfermedad se puede tratar, pero requiere medicamentos y terapia.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK