Aguas con la deshidratación

Elige bebidas acordes con tu actividad física y estilo de vida. Si cuidas tu consumo energético considera optar por una bebida baja o sin calorías
Silvia Ojanguren
09/06/2014 - 03:00

En los días calurosos, cuando se hace ejercicio y prácticamente siempre hay que estar atentos a la necesidad vital que tienen el cuerpo humano de hidratación, esto porque el peso del cuerpo está compuesto en 60% por agua.

El líquido ayuda al correcto funcionamiento de las células, conservar en buen estado la piel, cerebro, músculos, articulaciones, riñones y corazón, entre otros órganos.

 

Fuente de vida

1. No hay que olvidar que el agua es la opción principal para la hidratación, pero es cierto que todas las bebidas pueden contribuir a mantenerla como jugos, leche, café, té, refrescos y también alimentos: sopas, verduras, frutas y otros.

2. De 20% a 25% del agua ingerida es de los alimentos y entre 75 y 80%, de bebidas.

3. La cantidad que necesitas varía dependiendo de edad, estatura, estado de salud, exposición al medio ambiente y nivel de actividad física. En la población mexicana, se recomienda que una mujer adulta beba tres litros o 12 tazas y media.

4. Toma en cuenta que una dieta correcta, puede incluir varios tipos de bebidas, además del agua. El secreto está en: la moderación y el equilibrio.

5. La deshidratación ocurre cuando no bebemos suficiente líquido o somos incapaces de retener el agua. Puede afectar al funcionamiento físico y mental.

Síntomas de deshidratación: labios y boca seca, poca saliva, poca orina ocre.

Los signos de alerta que requieren atención médica inmediata: pulso fuerte y rápido, náuseas, mareo y confusión, fiebre, debilidad extrema. 

 

Hidratación saludable 

La buena hidratación es esencial para la salud y en el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar de The Coca-Cola Company recomienda: 

Tomar una bebida con cada alimento o refrigerio. Los líquidos son muy importantes para muchas funciones del organismo como digestión y absorción de tus alimentos y regular la temperatura corporal.

No esperes a tener sed, que es una guía para indicar que tu cuerpo necesita líquidos. Evita la deshidratación tomando líquidos durante el día.

Elige bebidas que disfrutes. Está demostrado que tanto los niños como los adultos consumen alrededor de 45 a 50% más líquidos cuando éstos tienen algún sabor que les agrade.

Aumenta tu consumo de verduras y frutas. Debido a su contenido de agua, son  excelente opción para ayudarte a cubrir tus requerimientos de hidratación.

Conserva las bebidas a temperaturas moderadas. Se tiende a consumir mayor cantidad de líquidos cuando éstos se sirven a temperaturas templadas, es decir, que no están demasiado fríos ni calientes.

Bebe más líquidos en época de calor y antes, durante y después del ejercicio físico y deporte.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK