Prepara un lunch saludable

Los pequeños necesitan una colación balanceada para recuperar energía en la escuela
Silvia Ojanguren
07/09/2016 - 05:00

La alimentación juega un papel fundamental a la hora de volver a clases y lo primero es que los niños desayunen en casa y no olvidar que a la mitad de la mañana ya agotaron esa energía y necesitan recargarla.

Beatriz Cuyás, del Colegio Mexicano de Nutriólogos, dice que hay que hacer la tarea y ponerles un lunch, una colación o tentempié  para el recreo.

Pila bien cargada. Algunos tips para un lunch que los apoyará a tener el máximo desempeño físico y mental en la jornada escolar:

Un lunch completo incluye frutas o verduras, algún alimento hecho con cereales y uno rico en proteínas, o al menos dos de los tres. Debe ser suficiente para cubrir sus necesidades, proveer alrededor de un cuarto de la energía y nutrimentos que necesitan diariamente.

10 uvas verdes y medio sándwich de queso con jitomate para niños preescolares y de los primeros años de primaria, para más grandes: sándwich completo y de 15 a 20 uvas.

Evita porciones grandes, piensa en su estómago pequeño y necesita alimentos muy nutritivos en pequeñas cantidades. La leche es gran opción, aporta energía, proteínas, vitaminas y minerales en muy buena cantidad.

Una porción de leche adecuada es de alrededor de 240 ml, es decir, lo que encuentras en un envase individual de Tetra Pak de leche ultra pasteurizada.

Una porción de leche, media taza de verduras en juliana y una rebanada de panqué.

Planea con ellos el lunch, incluye siempre por lo menos una opción que ellos escojan. Las galletas hechas en casa y brochetas de queso con jitomates cherry son u  opción.

Mientras más variada sea la alimentación, más saludable será. Utiliza diferentes alimentos, preparaciones y hasta presentaciones para que los alimentos sean atractivos. Platica con tus hijos sobre lo que llevan otros niños, te ayudará a tener nuevas ideas.

La hidratación es importante para optimizar el rendimiento escolar. Además de leche puedes incluir jugos, agua de coco y otras bebidas en envases adecuados.

Aumenta la cantidad de lunch en los días más activos de clases de educación física o actividades extraescolares. Es recomendable que los niños coman cada 3 o 4 horas para que siempre tengan energía suficiente para dar su máximo. Ejemplo: Ensalada de elotitos con atún, galletas saladas, medio hot-dog y una porción de jugo.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK