Es peligrosa la hepatitis C

Aumentan las muertes por esta enfermedad ¡Cuidado!
Silvia Ojanguren
07/08/2017 - 11:59
 

La hepatitis C es una enfermedad muy peligrosa y contra la que todavía no existe vacuna, pero se puede tratar ya que, tras el del VHC en 1989, existen armas médicas para dar la batalla, sin olvidar que la mejor de todas siempre es la prevención. 

Al principio, las terapias se basaron en interferón y después con ribavirina (antiviral), lo que aumentó los casos curados. Pero estos dos fármacos fueron poco tolerados, asociados con efectos adversos, aunque con tasas de curación entre 40 y 65 por ciento, dependiendo de diversos factores.

La llegada de medicamentos orales que inhibían directamente el ciclo de replicación del VHC, denominados antivirales de acción directa (AAD), mismos que se usan generalmente combinados, significaron un gran cambio.

Batalla firme

Los antivirales actuales pueden curar más del 95% de los casos de infección crónica por el virus de la hepatitis C.

En este campo Juan Marques Rodríguez, director médico de la farmacéutica, dice que su empresa da la batalla en el campo de las hepatitis virales, con el descubrimiento, desarrollo y suministro de vacunas y medicamentos para prevenir y tratar diversas hepatitis.

“Como empresa líder en el tratamiento de la hepatitis, MSD reconoce el desafío de mejorar los tratamientos actuales contra …el virus de la hepatitis C para cubrir las necesidades de millones de pacientes en el mundo”.

El acceso al tratamiento para el VHC mejora y 2015 de los 71 millones de personas que vivían infectadas en el mundo, 20% (14 millones) conocían su diagnóstico y 7% (1.1 millones) habían iniciado tratamiento.

Males perversos

Las hepatitis virales son enfermedades infecciosas y un problema de salud a escala mundial. En 2015, estos virus causaron 1.5 millones de defunciones, cantidad comparable con los fallecimientos anuales causados por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el SIDA (1.3 millones), paludismo y tuberculosis. Las muertes por tuberculosis y VIH disminuyen, mientras que las ocasionadas por hepatitis virales van en aumento.

La mayoría de las personas con hepatitis B y C crónica desconoce su infección y no recibe la atención médica, el tratamiento ni las intervenciones para disminuir la transmisión continua. Las enfermedades hepáticas son una de las principales causas de mortalidad en personas con el VIH.

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK