¿Bacterias saludables?

Investigadores han descubierto que enfermedades como la diabetes, están relacionadas al exceso de algunos microbios dentro de nuestro organismo
Silvia Ojanguren
06/08/2014 - 03:30
Los microbios son mal vistos por la gente, se les relaciona con ciertos males y esto es verdad, pero hay algo que muchas personas desconocen y es que en el cuerpo humano habitan unos 90 trillones de microbios (bacterias, hongos y arqueas), pero de ellos sólo unos cuantos pueden ser un riesgo para la salud.
 
Es una realidad que la mayoría tiene funciones vitales que contribuyen a mantener la salud y es importante conocer sus comunidades, entenderlos y estudiarlos con las herramientas de la microbiología y genética modernas, tarea que cumple Jaime García Mena, investigador adscrito al Departamento de Genética y Biología Molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).
 
La vida y los microbios
 
El científico explica que sin estos agentes “no podríamos completar procesos vitales como la síntesis de vitaminas, el aprovechamiento de nutrientes o el desarrollo del sistema inmunitario”. En México, el trabajo de García Mena, quien es pionero en este campo, ha encontrado que un desbalance entre la proporción de bacterias Firmicutes y Bacteroidetes  se relaciona con ciertos casos de diabetes tipo 2 u obesidad.
 
“Una persona que padece diabetes tiene en promedio 36% de abundancia de bacterias Firmicutes, mientras que otra sana presenta una abundancia de 56% de estos microorganismos”, detalló el investigador.
 
Bajo el microscopio
 
En el caso de los Bacteroidetes —bacterias que habitan en el tracto digestivo de los animales— se observa una relación inversa, es decir, los pacientes que sufren diabetes presentan 50% de abundancia de este tipo de microbios, mientras una persona sana tiene sólo 35%.
 
“Es necesario describir qué sucede primero: el cambio en la abundancia de bacterias da origen a la enfermedad o la enfermedad produce los cambios. Esto se tiene que estudiar más”, subrayó.
 
García Mena expuso que en el caso de la obesidad —trastorno que afecta a la tercera parte de la población mexicana adulta— se ha observado un desbalance bacteriano similar en ensayos con ratones y en humanos sometidos a dietas para reducir peso.
 
Las bacterias localizadas en el colon pueden alterar procesos en el organismo debido a que metabolizan nutrientes y generan moléculas intermedias como el butirato, propionato y acetato, que luego son transformadas en otras moléculas pequeñas e importantes.
 
“Estas moléculas pequeñas tienen efectos sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo. Como también pueden ser producidas por las bacterias, entonces dependerá de cuáles de ellas tengamos, para que puedan influir en nuestra funcionalidad”.
 
“Todo está relacionado: el tipo de microbios, el tipo de componentes microbianos que se producen, nuestra alimentación y lo que aportamos al colon, para que estos microorganismos vivan ahí. Por eso, a medida que modificamos la dieta podemos modificar la funcionalidad en nuestro cuerpo”, explicó el doctor García Mena.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK