Temporada de cuidados

Cuida a los pequeños y ancianos, quienes son más vulnerables en otoño e invierno
Silvia Ojanguren
05/11/2015 - 04:00
Los males respiratorios son la causa más común de enfermedad en niños menores de cinco años, que sufren en promedio de tres a cinco ataques. 
Otoño e invierno son temporadas de cambios bruscos de temperatura, un largo periodo que va de finales del mes de septiembre a mediados de marzo, es época de cuidarse en extremo de los males respiratorios, que son una amenaza general.
 
Expertos nos explican que en estos días el número de pacientes con enfermedades respiratorias (padecimientos de nariz, garganta, bronquios y pulmones) aumenta de manera significativa, de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).
 
Qué nos pasa. El especialista en Infectología Pediátrica y Neonatal, Carlos Castellanos, aclara que “al descender la temperatura, el entorno se vuelve frío y seco, permitiendo que los virus permanezcan por más tiempo en el ambiente, lo que desencadena un incremento en las tasas de contagio y enfermedades respiratorias”. 
“Aunque toda la población es susceptible a enfermarse, los niños y adultos de la tercera edad son los grupos más vulnerables a contagios y desarrollo de infecciones respiratorias (IRAS)”.
 
Contraataque inmediato. Con la disminución de la temperatura se elevan los padecimientos del sistema respiratorio, como gripe o resfriado común, faringitis, bronquitis, bronquiolitis y neumonía, muchos de ellos asociados con el Virus Sincicial Respiratorio.
 
Pero hay que tener cuidado, pues —dice— de no tratarse a tiempo puede generar complicaciones mayores, especialmente en bebés menores de un año y, sobre todo, en prematuros.
 
Claves médicas. El doctor Castellanos explica que “existe una estrecha relación entre el aumento de las IRAS y las bajas temperaturas: El aire frío provoca enfriamiento de la vía aérea nasal que facilita la llegada y establecimiento de agentes infecciosos en la vía aérea inferior, es decir, bronquios, bronquiolos y pulmones.
 
Además de los cuidados y medidas de prevención, en la actualidad existen tratamientos de prevención que permiten proteger a los menores frente al VSR y, por ende, de infecciones respiratorias, ayudando a disminuir complicaciones médicas y hospitalizaciones. 
 
La inmunización actúa como un escudo protector para prevenir el desarrollo de IRAS asociadas al VSR en menores de 2 años, finaliza el especialista.
 
Dato G
La Secretaría de Salud recomienda tomar en consideración las siguientes medidas de prevención y control para las enfermedades respiratorias agudas:
 
Abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura.
 
Consumir frutas y verduras ricas en vitamina A y C como zanahoria, papaya, guayaba, naranja, mandarina, limón, piña, entre otros.
 
Lavarse las manos con frecuencia.
 
Evitar la exposición a contaminantes ambientales.
 
No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos y personas enfermas.
 
Datos
entrada elementotexto elemento
 
Son los niños quienes deben recibir especial atención, ya que cuando nacen cuentan con sólo una parte de los alvéolos que se tendrán en la vida adulta, el proceso de maduración alveolar finaliza hasta los 8 años
 
Carlos Castellanos, 
Especialista en Infectología Pediátrica y Neonatal.
 
 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK