Con aroma de salud

El café no sólo sirve para estimular al organismo cuando se está agotado, también puede ser una bebida que contribuye a evitar varias enfermedades
Silvia Ojanguren
05/06/2014 - 03:00
El mundo descubrió el café en el siglo VI  en tierras de Etiopía, donde empezó la historia de una de las bebidas más populares de la actualidad y ha sido reconocida por ciertas funciones benéficas como aumentar la concentración, contrarrestar la fatiga y mejorar la capacidad de procesar la información visual.
 
La doctora Ruth Pedroza, especialista en ingeniería de alimentos, señala que hay documentación sobre que estos beneficios se dan cuando se consume en una cantidad moderada, de dos a cuatro tazas de café al día.
 
Más que aroma y sabor 
 
El café ha sido metido al laboratorio e investigaciones científicas dejan ver que esta bebida tiene efectos positivos en la salud, no atribuibles exclusivamente a la cafeína, sino en adición a otra serie de compuestos funcionales, todos ellos con actividad antioxidante.
 
Un hallazgo relevante sobre los antioxidantes naturales del café, señalan expertos de la casa Nescafé, es que mantienen su función independientemente del método que se elija para prepararlo. 
 
Estos agentes están en la variedad de café robusta, como la arábica, de cualquier origen, presentan capacidad antioxidante, la cual no se pierde aún después de 28 días de almacenamiento.
 
Los antioxidantes son importantes porque actúan en el organismo para la prevención de enfermedades crónico-degenerativas como el cáncer, la diabetes tipo 2, entre otras y para retardar el envejecimiento celular. Por ello, ingerir antioxidantes a partir de la dieta es de vital importancia para mantener una buena salud.
 
Las cosas saludables 
 
1.- La actividad antioxidante del café es más eficiente que la de la cocoa o el té negro, en cuanto a retardar la oxidación de ciertas sustancias como el colesterol de baja densidad, mientras que la cafeína tiene una mayor acción que la vitamina C para neutralizar los radicales libres que desatan los daños por oxidación. 
 
2.- Consumiendo una media taza de café es suficiente para proveer al organismo de la ingesta diaria recomendada de vitamina C y E.
 
3.- Se estima que bebiendo de cuatro a cinco tazas de café al día se cubriría 64% de la capacidad antioxidante total requerida.
 
4.- Beber de dos a cuatro tazas al día parece favorecer la salud cardiovascular, el consumo de dos tazas de café al día reduce 40% el riesgo de cirrosis y de tres a cinco tazas de café al día disminuyen 76% el riesgo de cáncer de hígado. 
 
5.- El consumo habitual de café se ha asociado con la reducción de riesgo de cáncer de riñón, cáncer colorrectal y cáncer de mama y con la reducción del riesgo de padecer diabetes tipo 2.
 
“Por todo lo anterior, incluir en nuestra dieta diaria una taza de café aportará beneficios a nuestra salud”, dicen expertos.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK