Dale batalla al estrés

Cambiar rutinas, hacer ejercicio y dormir bien te ayuda a estar más relajada
Silvia Ojanguren
04/10/2017 - 05:00

La inmensa mayoría de la gente sabe que los efectos del estrés en lo físico y emocional  existen y son dañinos para la salud, lo bueno es que hay solución, pero hay que realizar “pequeños cambios en nuestra rutina”.

Estas modificaciones “pueden hacer la diferencia y ayudarnos a enfrentar el estrés de forma sencilla”, afirma el doctor Alfonso Moguel, director médico de Abbott .

Salida de emergencia. Algunos de los cambios que aconseja el especialista son:

Alimentación, ser conscientes de lo que se ingiere e incluir alimentos ricos en compuestos antiinflamatorios como ácidos grasos insaturados, por ejemplo salmón y atún; antioxidantes, polifenoles y carotenoides, como chocolate negro, verduras de hoja verde, pimientos de colores y vino, puede ayudar a controlar los efectos del estrés.

Hábitos de sueño, dormir bien es fundamental. Aunque lo recomendable es de siete a ocho horas diarias, cada organismo es diferente y algunos  podrían necesitar más o menos. Hábitos de sueño adecuados permiten pensar con más claridad, ayudan a mantener un peso adecuado y disminuyen los riesgos de padecer problemas de corazón y enfermedades crónicas.

Ejercicio: es importante ejercitarse siempre, incluso cuando existen momentos de estrés. La actividad física beneficia el tránsito intestinal, ayuda a controlar el peso, reduce los niveles de adrenalina y cortisol, y libera endorfinas que disminuyen el estrés mental y relajan el cuerpo.

Beber más agua y menos café: consumir cafeína en exceso puede ocasionar insomnio, temblores, taquicardia, entre otros. Estos síntomas, asociados con los que puede producir el estrés, no son una buena combinación para el cuerpo. Beber agua previene la deshidratación y nos permite mantener energía para otras actividades.

Hacer pausas: la presión del trabajo y el hogar, las preocupaciones y las diferentes situaciones que desencadenan estrés, siempre van a estar presentes, lo importante es aprender a manejarlas y saber que siempre hay tiempo para todo.

Dedicar espacios del día para hacer lo que más nos gusta y disfrutar las cosas simples de la vida como escuchar música, almorzar con un ser querido, jugar o cualquier actividad que nos haga felices, es fundamental para relajar el cuerpo y la mente.

Apuntes médicos.  El doctor Moguel recuerda que “el estrés puede ser paradójico, en algunos casos puede provocar pérdida del apetito, en otros, puede generar ansiedad de comer como si no existiera el mañana.

En cualquiera de las dos circunstancias, lo importante es encontrar equilibrio para proporcionarle al cuerpo los alimentos que necesita para funcionar correctamente”.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS