Todo con medida

Existen alimentos que aportan la energía que las personas necesitan. Sin embargo, el abuso en su consumo puede resultar nocivo para la salud
Silvia Ojanguren
04/04/2014 - 03:00
Los carbohidratos son mencionados cada vez con más frecuencia como agentes malignos, pero la realidad es que son alimentos que el cuerpo necesita, ya que lo proveen de energía, y son buenos, pero si se consumen en exceso —como casi todo— causan daño.
 
Al saber de lo que se come, se aprende a alimentarse mejor, dice la nutrióloga Marybel Yáñez Martínez, quien nos cuenta de la importancia de las frutas, que aportan al organismo vitaminas y minerales, así como agua, fibra y azúcares naturales: fructosa, glucosa y sacarosa.
 
Más que sabor y dulzura
 
La experta en nutrición menciona que la composición de las frutas difiere en gran medida en función del tipo de fruto y su grado de maduración. El agua es el componente mayoritario en todos, pues constituye más de 80% del peso de la porción comestible. 
 
Las calorías de las frutas dependen casi exclusivamente de la cantidad de hidratos de carbono, principal  y más rápida fuente de energía en el cuerpo humano. 
 
Los hidratos de carbono o carbohidratos se dividen en dos: los complejos que contienen fibra y por eso se absorben más lentamente, como el pan, la tortilla, el arroz, la avena, la papa y  el camote, así como  los simples, que no contienen fibra y por ello su absorción es rápida, como el azúcar y los jugos de frutas, entre otros.
 
Yáñez Martínez señala que los hidratos de carbono son el segundo componente más abundante de las frutas, siendo principalmente del tipo simple: fructosa, glucosa y sacarosa; éstas le confieren el sabor dulce a las frutas maduras y suponen de 5 a 18% del peso de la porción comestible, variando su proporción de unas a otras. 
 
Las proteínas representan menos de 1% de su peso y su contenido de grasas es casi inapreciable (0.1-0.5%), excepto por el aguacate, que contiene 14% de grasa y el coco, con 35%.
 
Buenas en la dieta
 
En su opinión, parte de lo que aportan las frutas son pectinas, un tipo de fibra soluble que juega un papel fundamental en la consistencia de las mismas, además de todos los efectos benéficos que traen a la salud.
 
Yáñez Martínez menciona que los jugos Sonrisa Natura son 100% fruta, sin azúcar añadida, lo que significa que sólo tienen el azúcar propia de la fruta (glucosa, fructosa, sacarosa), por lo que el consumo de éstas puede equipararse a cierta proporción de jugo 100% natural.
 
La nutrióloga detalla que una naranja equivale a 100ml de jugo envasado, pero para consumir la porción de fruta recomendada a lo largo del día podría sustituirse por 200 ml, ya sea en las comidas  o como colación.
 
Advierte  que como los jugos ya contienen azúcares naturales no es necesario agregarle más, pues lo convierte en un alimento con exceso de azúcar y se puede transformar fácilmente en grasa en el cuerpo, elevar la glucosa en sangre en los diabéticos o provocarnos ansiedad por las grandes cantidades de hidratos de carbono simples.
 
“Si buscamos jugos 100% que sólo contengan los hidratos de carbono propios de las frutas, nos aportará la dosis necesaria de éstos, sin elevarnos en demasía la glucosa en sangre, y mucho menos nos provocará ansiedad, sino al contrario saciedad”, dice.
 
El consumo de frutas, recuerda, es base de una buena alimentación y se recomienda comer de dos  a cinco porciones al día, ya sea en su presentación natural, en jugos recién extraídos de ésta o envasados con  100% de fruta sin azúcar añadida, explica.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK