Luce unos senos firmes

Usar cremas y beber suficiente agua es indispensable, pero si eso falla está la cirugía
04/02/2016 - 13:12
El busto de la mujer ha sido modelo de escultores y pintores, fuente de inspiración de poetas y punto de partida de los diseñadores de ropa.
 
Es símbolo de feminidad y sexualidad, y un busto erguido y sólido suele ser atractivo. 
 
Pero hay cosas que lo cambian. El cirujano Alfonso Vallarta explica que el busto se va transformando con la edad, dice que no se puede pasar por alto que la piel que cubre el pecho envejece al igual que la de la cara y cuello, además que el tiempo ‘le pasa factura’ y le hacer perder tejido mamario y la grasa se acumula en la parte superior externa, lo cual causa pérdida de firmeza y lozanía.
 
Las mujeres tienen varias tareas que cumplir para lucir un pecho bello. El experto médico dice que para evitar que la piel se deteriore prematuramente, es conveniente mantenerla hidratada y nutrida. Pero hay algo más por hacer:
 
Utilizar la talla correcta de brassier, aplicar a diario un protector solar en toda el área del escote y realizar de forma cotidiana ejercicios diseñados para ejercitar los músculos de esta parte del cuerpo es de lo más recomendable cada día.
 
El doctor Vallarta dice que mientras más temprano se cuide el busto mejor. 
 
Lo ideal es comenzar en la juventud, “no obstante, en la etapa de la vida en la que te encuentres siempre hay forma de lograr alguna mejoría”.
 
Una manita quirúrgica. Los expertos en este campo mencionan que si hay algo que preocupa con la forma o tamaño del busto, hay salidas. Por ejemplo, la mastopexia, recurso eficaz para levantar el busto.
 
Es cierto que hay mujeres que buscan mejorar la apariencia y firmeza del busto con la aplicación de tratamientos regeneradores de la piel o geles reafirmantes.
 
Pero, desafortunadamente, son muy pocas las que llegan a observar cambios verdaderamente significativos, por lo que lo recomendable es recurrir a una mastopexia o cirugía de elevación de busto.
 
Esta cirugía estética es un procedimiento consistente en hacer un recorte del excedente de piel, para realizar un reacomodo de ésta, la areola y el pezón.
 
En otras situaciones, la técnica quirúrgica también auxilia. Si con el tiempo el busto ha perdido volumen, lo recomendable es recurrir a implantes mamarios, que puede asegurar que los resultados de la intervención sean más duraderos.
 
Esta cirugía se realiza en un lapso de entre una y media a tres y media horas, siempre bajo anestesia general. En condiciones normales, las pacientes permanecen hospitalizadas de 24 a 48 horas.
 
Hay que sacar el pecho.
 
“La mastopexia es una excelente opción para las mujeres que quieran lucir de nueva cuenta unos senos erguidos. Además, es una de las técnicas más seguras para las pacientes, siempre y cuando ésta se realice por un cirujano plástico certificado”, asegura el doctor Vallarta.
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK