¿Qué es el mal celiaco?

Los síntomas pueden variar mucho de una persona a otra y es difícil de detectar
Silvia Ojanguren
03/11/2015 - 03:00

Resulta difícil descubrir la enfermedad celiaca, es necesario realizar exámenes para identificarla o descartar que no se trata de otro padecimiento.

A muchas personas les cuesta trabajo descubrir que son víctimas de este mal, esto porque sus síntomas pueden variar mucho de una a otra persona, indican expertos de Mayo Clinic.

Un tema que todo mundo debe tener en cuenta es que las señales más comunes son distensión abdominal y pérdida de peso, pero hay personas que sufren indistintamente de diarrea y estreñimiento. 

“Es menos común que los pacientes presenten una erupción cutánea que arde y pica, conocida como dermatitis herpetiforme, además de acidez estomacal, dolor de cabeza, cansancio y dolor muscular, entre otros”, detallan los especialistas. 

Para empezar.  Los expertos médicos explican que cuando alguien padece enfermedad celiaca es porque la ingesta de gluten (proteína del trigo, la cebada y el centeno) desencadena una respuesta inmunitaria en el intestino delgado que provoca inflamación. 

Con el tiempo daña el revestimiento del intestino delgado, dificultándole la absorción de nutrientes.

Su diagnóstico no siempre es un proceso de una sola etapa. Aunque los resultados del primer análisis de sangre sean normales, un 10% de personas con exámenes de sangre negativos padecen la enfermedad. 

Otros análisis pueden brindar más información y permitir que el médico entienda mejor la causa de los síntomas.   

Contraataque del mal. El diagnóstico de la enfermedad celiaca empieza con algunos análisis de sangre, antes de probar con la dieta sin gluten, porque erradicarlo antes de los exámenes sanguíneos puede alterar los resultados y hacerlos lucir normales, aunque la persona padezca la enfermedad.  

El principal análisis de sangre revisa la presencia de anticuerpos contra una enzima del revestimiento intestinal, llamada transglutaminasa o tTG. Pero cerca del 3% no aporta toda la información necesaria. 

Entonces, indican los especialistas, es necesario realizar otros exámenes sanguíneos o endoscopia digestiva alta, que se  realiza con sedantes suaves e implica introducir una sonda larga y flexible, llamada endoscopio, por la garganta hasta el esófago. 

Durante la endoscopia, el médico puede obtener varias muestras de tejido, proceso conocido como biopsia.

Dichas muestras se examinan luego bajo el microscopio para ver si presentan algún tipo de daño, particularmente daños en las pequeñas proyecciones similares a dedos que revisten el intestino delgado, conocidas como vellosidad intestinal, que son un signo de la enfermedad celiaca.

Con esto en las manos, los médicos pueden descubrir que algunas personas muestran una sensibilidad al gluten que no se relaciona con la enfermedad celiaca, mientras que en otros, los síntomas similares pueden ser producto de una intolerancia a los carbohidratos. 

Compra El Gráfico para tener más tips de salud

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK