Encantos peligrosos

Existen mujeres que enfrentan riesgos severos en su afán de colocarse implantes en los pechos cuando su cuerpo aún no se desarrolla de manera adecuada
Silvia Ojanguren
03/07/2015 - 03:00
La moda ha llevado a muchas mujeres a cambiar su anatomía y hay jóvenes que por un estereotipo de belleza de grandes senos consultan a cirujanos plásticos con la intención de modificar sus cuerpos a muy temprana edad, incluso a los 15 años. 
 
José Javier Zepeda Rodríguez, especialista médico en la Clínica Mastológica Lomas, dice que la colocación de implantes debe ser una decisión informada, no es como “comprar un coche”, es un cambio que tendrá repercusiones psicológicas de por vida y que podría tener secuelas negativas.
 
Para él es recomendable que una mujer espere hasta después de los 18 años cuando ya ha madurado física y mentalmente. Es una operación segura si se realiza por personal calificado, como es un cirujano plástico certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.
 
El cuerpo y sus formas. La mayoría de las mujeres jóvenes acuden a un médico especialista acompañadas de sus madres, indica el experto y detalla que quieren saber sobre el tamaño de los implantes y los riesgos que estos implican.
 
Para el doctor Zepeda hay datos físicos hormonales que se deben considerar antes de la colocación de implantes.
 
El referente fisiológico más importante es la primera menstruación, así como el ritmo de crecimiento de la paciente en relación con su familia. 
 
Si la mamá tiene una estatura de 1.60 metros y la joven apenas llega al 1.50 debe esperar, ya que quieren compararse con las hermanas o las amigas en el tamaño de sus senos.
 
Muchas jóvenes no tienen la madurez mental para tomar esta decisión y después pueden arrepentirse. Lo recomendable es que antes de cada intervención se platique con la paciente y los padres sobre los pros y contras de la cirugía.
 
Más allá de lo detalles. Es importante, señala el especialista,  considerar antes de realizarse un aumento de senos revisar el historial familiar de la mujer para detectar casos de cáncer de mama en abuelas, tías o hermanas. 
 
En jóvenes, es el ultrasonido el que permite detectar anomalías y la mastografía se utiliza sólo en pacientes mayores de 40 años. Otro factor es el índice de Masa Corporal (IMC) que no debe ser mayor a 35%.
 

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK