Defensa oportuna

La probabilidad de enfermar de cáncer de próstata aumenta junto con la edad de los hombres, por ello, las revisiones periódicas son esenciales para detectar y detener este mal a tiempo
Silvia Ojanguren
03/07/2014 - 05:00
El cáncer es un mal que no conoce fronteras ni sexo y el de tipo prostático es uno de los más frecuentes en los hombres. Es de alto riesgo y en ciertos casos es mortal y suele aparecer generalmente después de los 50 años. 
 
En México, es la tercera causa de muerte anual, incluso más que la de pulmón y colon, con 31,010 defunciones. La mortalidad se ha incrementado de 8.1 a 10 por 100 mil habitantes.
 
Estudios sobre autopsias indican que 20.6% en los varones de 50 a 59 años tenían cáncer de próstata, 53.6% de los de 60 a 79 años y 83% de los varones de 80 a 89 años lo padecían.
 
Defensa ante el mal
 
El diagnóstico del cáncer de próstata en etapas tempranas incrementa la posibilidad de cura. 
 
“Una vez diagnosticado el cáncer, se  evalúa la posibilidad de extraer completamente la glándula, este procedimiento se conoce como prostatectomía radical y ofrece posibilidades de curación, dependiendo de la etapa, superiores al 90%”, explica el urólogo Aarón Torres García, miembro del Centro de Cirugía Robótica del hospital Ángeles del Pedregal.
 
“Existen tres formas de hacer esta cirugía: abierta (mediante incisión abdominal), laparoscópica tradicional o con el robot Da Vinci SiHD, que es la técnica  más innovadora y la más empleada en Estados Unidos y Europa”.
 
La cirugía robótica, que ya se encuentra disponible en México, ofrece a pacientes y médicos múltiples ventajas, precisa. 
 
Puntos de la técnica
 
1. El procedimiento es mínimamente invasivo, en lugar de hacer una gran herida se realizan pequeñas incisiones, llamados puertos operatorios, que permiten la entrada de los brazos robóticos, habilitados con cámaras e instrumentos de la más alta tecnología.
 
2. Las pequeñas incisiones hacen que, en general, la cirugía sea menos dolorosa, reducen los riesgos de infección, minimizan la pérdida de sangre y la necesidad de transfusiones sanguíneas.
 
3. Gracias al robot Da Vinci se tienen resultados más exitosos, periodos de recuperación más breves, con menos complicaciones y cicatrices más pequeñas, lo que ayuda a la rápida reintegración de los pacientes a sus labores cotidianas y a su vida sexual.
 
4. Lo más importante es que la continencia urinaria y la preservación de las erecciones son muy superiores a la cirugía abierta convencional.
 
Historia clínica
 
El urólogo Torres García menciona que “para la atención adecuada y curación del cáncer de próstata es necesario realizar una detección oportuna, para ello, el tacto rectal y la realización del antígeno prostático específico son imprescindibles. Un estudio no basta, ya que 30% de los varones con antígeno normal tienen cáncer de próstata”.
 
Cuando hay sospecha de que exista un cáncer de próstata, ya sea porque el antígeno o el tacto son anormales, se realiza una biopsia, que es la extracción mediante una punción guiada por ultrasonido transrectal de una muestra de tejido, cuyo análisis ayudará a identificar las células cance

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK