El lado oscuro

Pirata Negro y Anime encabezan el proyecto fílmico Golpeando Bajo, en el que buscan retratar los problemas que enfrentan los luchadores para ganarse un lugar
Gabriel Cruz
24/04/2014 - 05:00

Inolvidables son las escenas futuristas de El Santo luchando contra momias, mujeres vampiro y hombres lobo en sus clásicas películas de lucha libre, un género que se fue perdiendo y que intenta revivir con la película Golpeando bajo, sólo que esta vez, los monstruos son de carne y hueso y surgen de las propias entrañas del pancracio.
El mundo de la lucha libre está lleno de magia y tradición pero los golpes bajos suelen ser parte del andar de los gladiadores profesionales, quienes para ganarse un lugar pasan por pruebas demasiado fuertes para alcanzar su sueño a ras de lona en los encordados.
Pirata Negro y Anime lo han vivido, él, ante las pocas oportunidades que dan las empresas; ella, víctima de la envidia y el acoso que un medio machista impone a quien se atreve a retarlo.
Así que se unieron para llevar este problema más allá de las palabras y plasmarlo en un película que desnudará las trabas propias del mundo de los costalazos.
El proyecto surgió con la idea de hacer un simple cortometraje pero la idea fluyó y tomó forma de película que pretende ser estrenada en agosto próximo.
El guión original es del propio Pirata, mientras que Lupuz Winchester dirige las acciones.
“Toca el lado humano que enfrentan los luchadores, de la mafia que hay dentro del medio. La idea era hacer un pequeño corto, lo contamos a una casa productora y el proyecto mostró el potencial para salir en cine, no ha sido sencillo pero vamos paso a paso”, comparte el encapuchado.
Se presume como creador de la idea, aunque acepta que es un tema más que conocido en el medio: “Trata también de los problemas reales que enfrenta el luchador en su carrera, contra los demonios propios y los problemas que viven los gladiadores. El objetivo entre otros es mostrar a los luchadores como seres humanos con problemas y defectos”.

LA ETERNA LUCHA

En la vida y en la lucha libre la eterna lucha del bien y el mal está siempre vigente, y en esta cinta es el eje temático que la lleva a la pantalla.
“Pero en este caso el bien no es tan dejado, se defiende con todo. Mi papel es el de un luchador ya retirado que se la ha pasado en los excesos y que lo buscan para volver a la lucha, con la idea de ganar una batalla de la que depende el destino de muchos. Recibimos un golpe bajo al ser defraudados y esa es la forma en que respondemos”, asegura el enmascarado.
Anime, por su parte, es una ruda despiadada que deja atrás la vanidad para hundir a sus enemigos de esquina.
“Mi papel es el de una chava que no es mala, sino que fue traicionada por su empresa y se va con los malos. Soy la que manda y pone las reglas. Ha sido una gran experiencia, me gusta tomar cada oportunidad y creo que se me da la actuación”, presume.
Todos flotan es la casa productora que apoya el filme, en locaciones tan variadas como un deshuesadero en Jilotepec, Estado de México y un centro nocturno. Se planea que la película no sólo se proyecte en México, sino también que pueda distribuirse en Estados Unidos, Japón y Europa.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK