Caprichos mundilaistas

Varios técnicos del Tri han decidido dejar en la banca a quienes se creían titulares para meter a sus cuates
Antonio Esquivel Bernal
17/04/2014 - 19:09

Cada cuatro años siempre es la misma historia. Si hace un poco de memoria, se puede recordar que en la lista final para cada Mundial siempre aparece uno o dos jugadores que desde el punto de vista de todo el mundo no merecería estar en dicha convocatoria, pero de manera sorpresiva  el técnico en turno los incluye como uno de esos caprichitos que le da estar en el banquillo nacional.
En unas semanas más le tocará a Miguel Herrera revelar el nombre de los 23 guerreros que lo acompañaran en su aventura por Brasil. En este momento hay dos jugadores que pintan como  esos elementos que tal vez no tendrían que estar por su bajo nivel.
El primero es Diego Reyes, jugador del Porto de Portugal, quien casi no juega con los Dragones, pero fue uno de los hombres de confianza  El Piojo en su estancia en América.
En segundo término está Javier El Chicharito Hernández, un hombre gol indiscutible en el Tri, pero por su inactividad con el Manchester United ha perdido el ritmo y la puntería, por lo que no está para jugar el Mundial, pero aquí la mercadotecnia le podría asegurar su boleto a tierras cariocas.

APAGAN LA FURIA

En la historia contemporánea se puede mencionar que Alfredo Tena fue uno de los sacrificados para el Mundial de 1986.  El Capitán Furia, era uno de los mejores centrales en los ochenta y se perdió la justa por cuestiones de patrocino, pues el jugador utilizaba tachones diferentes a los que usaban los seleccionados, por lo que fue marginado del Tricolor.

UN CADÁVER MUY VIVO

Otro de los casos muy sonados fue la inclusión de Luis Antonio El Cadáver Valdez, quien en 1994 jugaba para el León. Lo inexplicable hasta la fecha fue que sin haber seguido un proceso mundialista, apareció en la lista final para la Copa Mundial en Estados Unidos. Pero lo más sorprendente fue que estuvo en el 11 inicial del cotejo inaugural ante Noruega y, como era de esperarse, su actuación fue sin pena ni gloria, por lo que salió de cambio en el segundo tiempo.

HERMOSILLO, FUERA

A Carlos Hermosillo también le tocó quedar fuera de una Copa del Mundo. El ex jugador del América, La Máquina de Cruz Azul y las Chivas Rayadas se cansó de hacer goles en la eliminatoria para el Mundial de 98, cuando Bora Milutinovic era el timonel, pero al salir el técnico serbio de la dirección técnica Manolo Lapuente tuvo como artilleros titulares ni más ni menos que a Luis El Matador Hernández y a Ricardo Peláez.
Esta situación hacía pensar que el nacido en Cerro Azul, Veracruz estaría en el banquillo, pero ni eso pasó, pues el hombre de la boina prefirió como artilleros suplentes  al joven Cuauhtémoc Blanco y a Luis García, que ya no pasaba por su mejor momento.

TRI TUZO

Tal parece que el haber clasificado al Tri al Mundial de Corea- Japón 2002, le dio a Javier Aguirre el derecho de meter a la mayoría de sus cuates a la lista final para la justa oriental.
De entrada, bajó del avión a José Antonio Noriega, en ese entonces jugador de Monarcas para darle su lugar a su compadre Gabriel Caballero, con lo que levantó polémica por llevar  a un naturalizado a la Selección.
Además, llevó  a Alberto García Aspe a Lejano Oriente porque ese sería su Mundial de despedida, a pesar de que El Beto ya no tenía nivel de Selección. A su vez invitó a Francisco Gabriel de Anda, Manuel Vidrio y a Alberto Rodríguez para formar su comando tuzo.

LE QUEMAN LOS PIES

Para el Mundial de 2006, Ricardo La Volpe marginó a Cuauhtémoc Blanco porque dijo que el de Tepito no encajaba en su sistema táctico, pero sí incluyó a Rafael García, quien jugaba en el Toluca y no era el mejor en su posición, lo curioso es que El Chiquis está casado con una de sus hijas.

¿UN CONEJO BOFO?

En su segunda etapa con el Tri, Javier Aguirre no se tocó el corazón para tener uno que otro capricho. El más sonado fue que a tres días que iniciara la Copa de Sudáfrica tuvo que hacer un corte de tres jugadores.
En aquella ocasión se esperaba que uno de los sacrificados fuera Adolfo El Bofo Bautista, pero de manera sorpresiva El Vasco Aguirre lo conservó en la lista y dio de baja a Jonathan dos Santos, hermano de Gio, situación por la cual Jona decidió renunciar de manera definitiva a la Selección Mexicana.
Ya durante la competencia, El Vasco decidió dejar en la banca al arquero Guillermo Ochoa, a quien todo mundo lo veía como titular, y puso en su lugar al veterano Óscar El Conejo Pérez, quien es un gran guardameta, pero el ahora arquero del Ajaccio estaba en su mejor momento futbolístico.
Ahora, es el turno de El Piojo y seguramente esa lista podría dar alguna sorpresa y dejar a cualquiera con la boca abierta para el próximo Mundial de Brasil 2014.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK