Los trucos de tu amiga “manuela”

La masturbación puede ayudar a los hombres a encontrar alternativas para encender su relación
Cecilia Rosillo
29/10/2015 - 05:30
Muchos varones prefieren la felación sobre la masturbación y es que, independientemente de que es más profunda, pocas mujeres tienen una buena técnica de caricias manuales en los genitales masculinos.
 
Sin embargo, la masturbación puede hacer explorar a los hombres diversos tipos de caricias conocidas y desconocidas, en ella se aprende a conocer las zonas erógenas más privadas y puede ser suficiente para lograr el orgasmo.
 
De hecho, la autosatisfacción sexual es una gran forma de acercar a los hombres a su propia sexualidad, la cual en muchos casos sólo está orientada a la sexualidad en pareja.
 
Existen diversas técnicas de masturbación masculina que son evidentemente muy distintas a las aplicadas en el cuerpo femenino, las cuales no sólo aportan autoplacer, además facilitan el acercamiento erótico de una mejor manera con la pareja, ayudan a romper la monotonía y la rutina en la intimidad.
 
Algunas de las mejores técnicas, aunque poco explotadas son:
 
Usar el cambio de temperatura: Para practicar esta técnica, primero el varón se masturba como de costumbre a una mano y cuando tiene la sensación de que va eyacular, se toman unos cubos de hielo con la otra mano y se colocan en el pene hasta que llegue el clímax.
 
La sensación de frío en una mano y de calor en otra, mejorará notablemente la experiencia.
 
Otra técnica es la de los anillos u ordeñador. En ésta es recomendable cubrir las manos con lubricante, formar un anillo con el pulgar y el índice, colocarlo alrededor de la base del pene y deslizarlo hacia arriba. Luego se forma un anillo con los dedos de la otra mano y se hace lo mismo. Los movimientos de los anillos formados por ambas manos ayudan a mejorar el proceso y la llegada del orgasmo.
 
Una más es la estimulación de testículos. Esta técnica dice que segundos antes de alcanzar el orgasmo se deben tomar los testículos y tirar de ellos (con cuidado) hacia abajo o presionarlos, con el fin de sentir cómo el semen hace su recorrido hasta salir.
 
La sábana de seda es otra técnica. Para realizarla se coloca una sábana sobre el hombre, de preferencia de un material muy suave y no rugoso, como la seda. Se sostiene el pene con una mano y se estimula (por fuera de la sábana) la cabeza del mismo con la otra mano. La ventaja de esta técnica es que no se necesita lubricante y da una poderosa sensación en el glande.
 
La llamada ‘stop and go’:  Es usada en terapias para eyaculación precoz y consiste en poner un poco de lubricante y comenzar a masturbarse en la posición favorita. Pero justo antes de eyacular hay que detenerse. Se suelta el pene y se relaja, para dejar que la erección se vuelva un poco más suave. Cuando esté semierecto o flácido el pene se debe empezar de nuevo, y una vez más, justo antes de eyacular parar. 
 
Llegar a controlar estas técnicas de masturbación permite combatir la eyaculación precoz, además hace más consciente al hombre de su propio placer.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK