Reglas para el sexo oral

La felación puede resultar una experiencia desastroza, si haces lo que no les gusta a las mujeres
Cecilia Rosillo
27/07/2016 - 03:00

Si bien muchos creen que en el sexo todo se vale, esto es un error, si uno quiere que las cosas sean placenteras  en el amor y en el sexo debe haber reglas del juego, sobre todo mientras más controvertidas resulten estas expresiones sexuales. Una de ellas es el sexo oral. 

Los varones piensan que sólo porque a la pareja le gusta o de menos acepta hacerlo, en la felación se vale hacer de ella un instrumento de placer y manipular su cabeza a voluntad. 

Es obvio que cada pareja tiene diferentes gustos y lo que unas personas permiten, otras no, pero por lo general a las personas que realizan la felación las cinco cosas que menos les agrada son: 

 1. Que las tomen de las orejas y les muevan la cabeza. Esta sensación, además de hacer sentir a la persona un objeto, le impide realizar sus propios movimientos libres, por lo que le resta mucha pasión al asunto. 

2. Que las embistan con fuerza. Perder de vista que la boca no es una vagina hace  que algunos hombres embistan en la felación con demasiada fuerza, lo que en ocasiones produce que el pene llegue muy dentro de la garganta provocando que la pareja pueda sentir el reflejo de vomitar, además que es más fácil lastimar el pene con los dientes. 

3. Que les jalen de pelo. Tomar a la pareja por el cabello no tiene nada de malo y puede ser erótico siempre y cuando no lo agarren como palanca o rienda de equitación para moverle la cabeza. Las caricias en el cabello  son bien recibidas y para muchas personas altamente estimulantes, sobre todo si son suaves y formes masajes desde el cuero cabelludo, pero no para jalar la cabeza. 

4. Que las obliguen a tragar el semen. Esta práctica puede encantar a muchas personas, otras no lo soportan; por ello, debe ser platicado antes de la felación y sobre todo debe respetarse el acuerdo. El problema de que una parte de la pareja quiera eyacular en la boca y la otra no, se resuelve muchas veces con el uso del condón. 

5. No usar condón. Ciertamente hay diferencia de sensibilidad cuando se usa el condón que cuando se hace  sin éste. Sin embargo, bien aplicada la técnica y haciendo presión en los puntos más sensibles del pene y testículos no merman la calidad de la felación. Esta protección es fundamental para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual que se dan por vía oral y permite a la pareja la eyaculación en la boca cuando quien hace la felación no gusta de recibir el semen en ella. 

También  hay que cuidar con la pareja  la salida de las flatulencias, el mal olor de los genitales o las ingles, y la mala higiene en el vello púbico. 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK