Sin ganas de 'ponerle'

Existen mujeres que llegan a perder el deseo sexual por varias razones
Cecilia Rosillo
22/10/2015 - 04:00
Se trata de mujeres que perdieron el deseo por el placer sexual.
 
Volverse una mujer asexuada es una elección. Ellas eligen no ser vistas deseables. Muchas de ellas son bellas; sin embargo, no despiertan el interés erótico de nadie, pasan casi desapercibidas y para los demás son mujeres con mala suerte para los galanes, frases como “Tan bonita y ni quién se acerque”, son comunes sobre ellas.
 
Y es que no son en realidad asexuales, de esas personas que nunca han tenido deseo sexual, sino de mujeres que perdieron la libido por el erotismo y cancelaron las relaciones sexuales en su vida.
Las mujeres asexuadas son aquellas que parece que no tienen ni ganas ni posibilidades de desarrollar su sexualidad y menos su vida erótica, y esto es resultado de varias cosas, entre las que destacan que ellas mismas, por ideas, nulifican su sexualidad o bien, sus parejas las dejan de ver como entes sexuales, hasta que ellas mismas terminan por vivir sin sexo.
 
Muchas de esas veces, ésto pasa desde que han parido y sus maridos las ven sólo como las madres de sus hijos, ya que la etapa del puerperio, donde ella aún no puede regresar a la vida erótica y la fase de lactancia resulta antierótica para algunos de ellos, haciendo que conciban a su pareja como una mujer sin sexo.
 
Otras veces pasa que ellas mismas inician una especie de duelo sexual, al dejar atrás una relación amorosa, ya sea por separación, divorcio o bien, por la muerte de la pareja.
 
Estas mujeres hacen que su erotismo las abandone y la sensualidad deja de ser una cualidad. No tienen ganas de ser vistas ni deseadas, por lo que el sexo queda fuera de su vida.
 
Los expertos señalan que las causas actuales para que las mujeres dejen el sexo y se vuelvan asexuadas llegan al grado de la apariencia física, pues aparentan más edad. El sexo produce colágeno, que vuelve la piel más suave y sedosa, y si una mujer pasa mucho tiempo sin contacto sexual pierde el semblante juvenil que le otorga el colágeno y la vuelve menos deseable.
 
El sexo para muchas mujeres es un dolor de cabeza y aquellas que están decididas a no ser madres pueden llegar a desarrollar esta asexualidad, ya que ser deseadas por otros supone el riesgo de tener sexo y el sexo produce niños.
 
Muchas optan por manejar un perfil sexual bajo o anularlo.
 
Además, los expertos dicen que en este momento histórico es mucho más fácil poder suprimir de manera voluntaria la sexualidad que hace años, cuando sólo se daba después de la maternidad, ya que las expresiones sexuales diversas son más aceptadas que hace décadas.
 
Biológicamente, la falta de sexo no favorece a las mujeres, pues se pierde de beneficios que son resultado del acto sexual como la progesterona que se produce y que, entre otras cosas, elimina el acné en la cara. Además, la actividad sexual hace que los pechos y muslos se fortalezcan, reduciendo la flacidez del cuerpo.
 
En el aspecto social, una mujer que no ha mantenido relaciones durante bastante tiempo, se vuelve más reacia a las relaciones con otras personas, por falta de endorfinas, que afectan su percepción del mundo.
 
Y la falta de oxitocina y estrógenos, que se segregan durante el sexo, aumentan los dolores de cabeza y la hacen más propensa a consumir analgésicos.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK