Ejercicios placenteros

Es posible tener orgasmos mientras se hace ejercicio, se les llama corgasmos ¿se te antoja?
Cecilia Rosillo
21/10/2015 - 04:00

Ir al gimnasio para obtener un buen cuerpo es, para la mayoría de las personas, la mejor de las motivaciones, pero ahora que se ha descubierto que hay ejercicios que producen orgasmos, la motivación tiende a incrementarse.

No son pocas las personas muy afectas al ejercicio y que lo disfrutan tanto, que expresan que es una experiencia orgásmica, la que tienen cada vez que ejercitan sus cuerpos, en sentido figurado. Sin embargo, en realidad es posible tener orgasmos mientras se hace ejercicio, lo que le da un plus a la motivación para hacerlo.

Se le conoce como corgasmos. En pocas palabras, es la forma de alcanzar un orgasmo mientras se realizan ciertos ejercicios; es más fácil de alcanzar por parte de las mujeres, aunque hay algunos varones que también lo consiguen.

Investigadores de la Universidad de Indiana realizaron un estudio en más de 500 mujeres y confirmaron que, efectivamente, es posible alcanzar el clímax haciendo ejercicio, y que es más frecuente de lo que pensamos, pero el detalle es que no es algo que sea muy confesado.

Las mujeres admitieron haber llegado al orgasmo en el gimnasio haciendo yoga, en la bicicleta, levantando pesas o corriendo e, incluso, alrededor de unas 50 reconocían que caminar a paso muy ligero les permitía excitarse.

De esta manera, se vio que al mismo tiempo de perder peso, también se siente placer. Además, el estudio reveló que es relativamente habitual que la estimulación de los músculos abdominales provoquen clímax.

Una de los principales causantes de estos orgasmos es la conocida ‘silla capitán’, una máquina de gimnasio que permite alzar las piernas en un ángulo de 90 grados, mientras las personas se sujetan con los brazos. Lo que provoca este movimiento es la contracción de los músculos del suelo pélvico, los mismos que participan durante un orgasmo convencional, quizá junto a estimulación del clítoris.

Los varones también reportan haber experimentado orgasmos y, en ellos, el responsable del placer es la estimulación de la próstata.

Ejercicios placenteros: Abdominales. Lo más efectivo es recostarse y con las piernas cruzadas (es importante que las extremidades inferiores se encuentren tensadas), incorporarnos. En algunos casos, ayuda poner un cojín en las lumbares para facilitar que los músculos se contraigan.

Levantamiento de piernas. Ya sea en la excitante ‘silla capitán’ o acostados en el suelo, levantar las piernas juntas para que aumente el roce. Una alternativa es alzar las piernas hasta los 90 grados, trazar círculos con ellas mientras colgamos de una barra. Si, por el contrario, el ejercicio no es lo nuestro, podemos probar levantando una pierna cada vez.

Alzamiento de pierna mientras colgamos de la barra. Debemos agarrarnos de una barra horizontal, de forma que nuestros brazos se encuentren perpendiculares al suelo. Entonces, alzamos las piernas rectas, hasta que formen un ángulo de 90 grados con nuestro torso.

TAGS

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK