Se hipotecan los sentimientos

Exigir retribuciones emocionales es una de las cosas más comunes en el amor
Cecilia Rosillo
14/05/2014 - 03:00

Una hipoteca, dice el diccionario, es “un derecho de  garantía, que se constituye para asegurar el cumplimiento de una obligación (normalmente de pago de un crédito o préstamo)” y no pocas veces usamos esta estrategia para conseguir más de una cosa en el amor.

Según expertos, como el sicólogo clínico César Landaeta, todo el mundo estamos expuestos a vivir bajo hipotecas emocionales, las cuales confundimos muy fácilmente y pagamos pensando que se trata de gratitud, cuando en realidad se trata de una forma de chantaje.

Éstas se dan mucho más dentro de las familias, entre padres e hijos y se copian los esquemas hacia las parejas.

 

Compra El Gráfico para tener todos los consejos de sexualidad y amor

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK