Se vacían sin placer

La eyaculación sin gozar aparece cuando hay depresión o alteración emocional en los hombres; tratamientos adecuados pueden resolver el problema
Cecilia Rosillo
13/04/2016 - 05:00

UN mito  de la eyaculación es que siempre es placentera, porque se le asocia fuertemente con el orgasmo, y aunque  se sabe que son dos cosas distintas, pocas personas saben que un hombre puede eyacular sin sentir placer, no sólo sin tener un orgasmo, sino no sentir nada. 

Cuando se tiene claro que el orgasmo masculino, desde el punto de vista físico, se identifica con unas contracciones rítmicas de la zona genital que se suceden cada 0,8 segundos y  que la eyaculación masculina es un acto reflejo y consiste en la emisión de semen y el orgasmo es una experiencia intensa de placer que regula el cerebro, podemos ver su diferencia. 

Pero hay otro factor que juega un papel muy importante en el orgasmo (de hombres y mujeres) y es que éste es algo alegre, gratificante, placentero. La anorgasmia o anhedonia eyaculatoria es la ausencia de sensaciones agradables durante la eyaculación. Generalmente tiene su origen en alteraciones de índole psicogénica y puede también presentarse en hombres diabéticos y por el consumo exagerado y/o prolongado de algunos medicamentos. 

ANORGASMIA. Cuando hay  anhedonia eyaculatoria no se siente placer al eyacular, es decir,   está la reacción física, pero no la emocional. Es raro que suceda, pero suele aparecer cuando hay depresión o alteración emocional, por ejemplo, el estrés en hombres no medicados. Hay  hombres que tienen eyaculaciones sin placer, debido a efectos de determinadas sustancias, en síndromes de abstinencia de heroinómanos o morfinómanos, o en ciertas paraplejias. Y en algunas paraplejias se dan orgasmos  sin erección o eyaculación. 

 

Esto es una complicación en la cama, ya que el hombre puede perder la confianza en sí mismo y ni siquiera saber qué pasa, pues le sorprende la eyaculación sin  el mínimo de emoción, lo que también intriga a la pareja que cuando se da cuenta de ello suele pensar en infidelidades o sentir que ya no es objeto de deseo de su pareja, haciendo la vida de cama una tortura

Los depresivos, que tienen pensamientos tristes, poco gratos, pesimistas de la vida, padecen todo lo contrario a la función sexual. Pero como toda disfunción sexual, tiene remedio, estas personas necesitan  tratamiento psicoterapéutico y psicofarmacológico. Ambas cosas. 

La fisiología está normal, pero la psicología, no. Los dos tratamientos bien efectuados, reponen la salud en relativamente poco tiempo y depende de cada paciente y cada caso, pues cada hombre es completamente diferente a otros. 

Según los expertos, todas las personas atravesaremos a lo largo de nuestro ciclo vital por alguna dificultad sexual y, por tanto precisaremos de ayuda profesional. Por ello, es vital  desterrar los mitos y tabúes que existen sobre la sexualidad humana y más aún sobre la eyaculación y orgasmo masculino, para tratarlas como un problema más de la salud de todos. 

Las disfunciones sexuales afortunadamente pueden solucionarse con ayuda de expertos en sexología clínica, hay diversos lugares para consultar. 

 

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK