Guapos, carismáticos y serviciales

Contratar al hombre de tus sueños es una moda, para lucirte con las amigas
Cecilia Rosillo
11/01/2018 - 05:18

Imagina por un momento que un hombre guapísimo llega a tu reunión de amigas enfundado en un smoking de lujo; él se encargará de servir las copas, llevar los bocadillos, tomar las fotos que le pidan y dejarse fotografiar con ellas, pero lo mejor es que te hará sentir la reina del mundo pues entre cosa y cosa se sentará a tu lado para placticar contigo, hacerte los piropos más tiernos, tomar tu mano, besarla....

Una nueva moda muy sensual se impone en California y Nueva York, y es el servicio de hombres a domicilio para despedidas de soltera o fiestas de mujeres; no para hacer actos de strippers o shows de ese tipo, sino para ser sirvientes de primer nivel y hacer sentir a la anfitriona la reina del mundo.

Se trata de un servicio donde hombres por demás guapísimos son contratados con la finalidad de acompañar y servir a quien los contrate para eventos especiales, ya sea como acompañantes o bien como “sirvientes” de la anfitriona.

Entre sus obligaciones está hacerla de barman, mesero o lo que quien pague mande, como aplicar el bronceador (si la fiesta es en alberca o playa), abrazar al contratante. El sexo es un servicio que se pide aparte y que la misma empresa maneja con suma discreción, porque estos hombres son parte de una empresa llamada Man Servants (hombres sirvientes).

Cuando una mujer está interesada en el servicio, accesa a la página, agenda su fecha y en ese momento recibe el catálogo de varones a disposición. Después de elegirlo se realiza el pago del servicio que puede ser hasta en paquete por ejemplo, para atender grupos de 2 a 8 mujeres un hombre de estos cuesta 300 dólares la hora, o se puede optar por contratar a dos de estos galanes para antender de 9 a 24 mujeres, por dos horas, al no módico precio de 575 dólares la hora.

Por su puesto, esta moda se ha colocado mayormente entre personas adineradas de California y Nueva York, aunque personas de no tan altos recursos también los contratan como acompañantes a compromisos sociales por costos un poco más bajos, pero que según dicen “valen la pena para lucirse con semejante galán”.

Y es que no cualquiera puede trabajar aquí, los hombres de esta empresa además de guapísimos tanto de cara como de cuerpo, ya sean rubios, morenos, pelirojos (o como se quiera) deben contar con carisma, sencillez, excelentes modales (nivel etiqueta) gusto al vestir, rica conversación, saber de vinos, comida, bailar y contar con gran sentido del humor, en otras palabras son “perfectos”.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK