La edad ideal para el sexo

Es válido el disfrute sexual en cada etapa
Cecilia Rosillo
10/12/2014 - 03:00

Una pregunta    que siempre ha preocupado al ser humano es saber cuál es la mejor edad para tener sexo. Lo curioso es que los expertos hasta hoy sólo han podido concluir: todas, con sus pros y contras.

Especialistas coinciden en que es en la adolescencia cuando se da el “despertar sexual”, pero las experiencias son producto de la elevación de las hormonas, que hacen desarrollar los genitales y que ponen en juego la atracción hacia los demás. 

Esta etapa debe ser de preparación para relaciones sexuales más formales y no el inicio de éstas ya que el desarrollo físico sexual de la persona no está completo.

Llegada la década de los 20, la persona desarrolla el cuerpo para un ser humano adulto y experiencias  de maduración para aprender a resolver problemas como buscar el sustento, aprender a ser independientes.

En el sexo es una etapa de pruebas y selección. Tener más energía sexual posibilita a la persona tener más experiencias eróticas y elegir lo más adecuado para ella. Sin embargo, esta etapa que debe ser de aprendizajes, a veces se vuelve la etapa del libertinaje y promiscuidad sexual; la madurez aún está en desarrollo, igual que el aspecto sexual.

A los 30, es la época de demandas y ansiedades. Éstas surgen sobre todo en aquellos que quieren consolidar un proyecto de pareja. “Las mujeres se quejan de la falta de compromiso de los hombres, mientras que ellos se quejan de las demandas femeninas”,  los vínculos tardan en consolidarse y  los que lo han logrado se percatan de lo difícil que es sostener el amor y el sexo, sin acciones que lo renueven. 

Después de los 40 es posible vivir el sexo con plenitud, valiéndose de la experiencia. Las mujeres están más hábiles en pedir lo que les gusta y guían a los hombres para obtener mayor placer”, es el “pico sexual” femenino. En los hombres es lo contrario: “A los 40 comienzan a extrañar las erecciones que alcanzaban con facilidad a los 20”.

Pasados los 50, aparece la creencia de que la vida sexual entra en declive, un  mito que afecta a todos, pero si el adulto maduro no tiene enfermedades físicas que alteren la fisiología sexual, puede continuar disfrutando del sexo sin los apremios de la vida juvenil. 

El hombre, a esta altura de la vida, ya no tiene las frecuentes e instantáneas erecciones de sus años juveniles y necesita recibir estimulación por parte de su compañera para disfrutar. lo que hace  el encuentro sexual  más prolongado.

 La pareja mayor de 50 dedica más tiempo a disfrutar de caricias, mientras van descubriendo nuevas y muy estimulantes sensaciones eróticas. Cada vez sienten mayor fascinación por el placer, saben que el orgasmo vendrá y, si no, aún así logran deleitarse del encuentro.

Hoy, las nuevas ideas sobre las relaciones sexuales y de pareja han hecho que el esquema universal de familia que existía se amplíe a muchas posibilidades, creando como resultado más angustia que seguridad en la elección de la forma de vida, ya que hace más complejo al ser humano  seguir un patrón seguro de bienestar emocional y sexual.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK