Supera la disfunción eréctil

Si es la originada por la ansiedad por el rendimiento, aquí unos tips para que disfrutes tu sexualidad
Víctor Jiménez
11/09/2018 - 10:54

La disfunción eréctil es la incapacidad persistente de lograr o mantener una erección para un desempeño sexual satisfactorio. Lo primero a hacer si se presenta esta situación, es consultar al médico para definir si la dificultad para lograr una erección es física o no. Hay un tipo de disfunción eréctil, la de origen físico, muchas veces asociada a la enfermedad cardiovascular y la diabetes. Otro tipo de disfunción eréctil es la originada por la ansiedad por el rendimiento. Para esta última condición hay estrategias para ayudarte a superarla:

HABLA CON TU PAREJA

Callar no es una buena idea, pues alimenta el miedo a volver a vivir otro episodio de disfunción. Es mejor hablar para liberar la tensión y calmar las preocupaciones. Explícale abiertamente que la ansiedad por tener un gran desempeño, o ser el amante perfecto, está afectando tu capacidad para lograr una erección. Déjale bien en claro que no es que ella no te guste o no te excite.

PRUEBA OTRAS FORMAS DE INTIMIDAD

Hay muchas formas de satisfacer sexualmente a la pareja: las caricias eróticas, el sexo oral, todo lo que involucra el juego previo al coito. Es importante quitarle protagonismo al hecho de si puedes lograr una erección o no. Es más, como un ejercicio interesante, propónganse no llegar al coito, sino sólo besarse, abrazarse, decirse cosas eróticas, frotar los cuerpos, explorar los aromas corporales, besar el cuerpo del otro. La idea es eliminar la presión de tener sexo a través de la penetración.

ENFÓCATE EN LA EXPERIENCIA SENSORIAL Y SENSUAL

Quítale el énfasis a la erección. Deja de analizar lo que está sucediendo. Permítete sentir y entrégate al placer de los sentidos: huele, saborea, escucha, di y escucha cosas excitantes, disfruta de la vista del cuerpo desnudo de tu pareja. Al quitarle el énfasis a la erección y dejar de analizar, llevas la atención a tu cuerpo. Recuerda, el sexo es una experiencia corporal, sensorial y para llevarla a cabo uno debe estar relajado.

VISUALIZA TUS ENCUENTROS SEXUALES

Ensaya mentalmente la experiencia sexual ideal. Comienza por recostarte y hacer unas cuantas respiraciones profundas, con los ojos cerrados. Enseguida, imagina con el mayor detalle posible el encuentro sexual con tu pareja. Imagínate teniendo un buen desempeño, disfrutando, con una fuerte erección. Prolonga esta experiencia. Haz este ejercicio una vez al día, con la variaciones que desees. Así le envías un mensaje a tu subconsciente de que eres capaz de tener una experiencia de este tipo.

QUÍTALE PRESIÓN A TU EFICACIA

Para las mujeres, igual que para los hombres, el coito es importante. Sin embargo, para ellas el sexo es también una experiencia emocional. Quieren sentir tu deseo y tu entrega completa, y ya vimos que para la entrega sexual, el coito no es la única vía. Si pierdes la erección durante el acto sexual y te sientes culpable o avergonzado, evita distanciarte de ella, de otra forma puede sentirse abandonada.

EVITA LA PORNOGRAFÍA

Una de las desventajas de la pornografía es que algunos hombres se comparan con los actores porno. Esta comparación es injusta, pues los actores son elegidos con base en sus características físicas (cuerpo, tamaño del pene, belleza). En una película, las escenas son editadas, repetidas una y otra vez, por lo que no refleja la realidad. En la vida real el promedio de la duración del coito es entre 5 y 15 minutos. Recuerda, la pornografía es fantasía y comparar tu vida sexual con la de la pantalla no es válido ni justo.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK