Disfunción eréctil por ansiedad

Checa los tips de nuestro psicólogo para manejar la imposibilidad de mantener una erección
Víctor Jiménez
10/07/2018 - 05:18

El sexo debería ser algo disfrutable, pero por desgracia no siempre lo es. Algunas parejas se enfrentan a que uno de los principales actores en la relación sexual se rehúsa a participar.

Sí, se trata de la tan temida disfunción eréctil, la dificultad o imposibilidad para lograr o mantener una erección. Si bien hay un tipo de disfunción eréctil biológica, los investigadores han llegado a la conclusión de que los factores psicológicos son la causa más común de este padecimiento. Dos de estas causas psicológicas son el estrés y la ansiedad por el rendimiento.

La ansiedad por el desempeño sexual se trata del temor de no tener una excelente ejecución o de no lograr una erección. Este tipo de ansiedad surge cuando te preocupas demasiado por tu imagen corporal o tu habilidad para complacer a tu pareja, lo que puede llevarte a enfrentar problemas para conseguir o mantener una erección. Para entender y manejar esta condición, te servirán estos datos:

La ansiedad por el desempeño sexual se origina por los pensamientos negativos con respecto a tu desempeño erótico.

No sólo tú, muchos hombres se sienten presionados para satisfacer a su compañ[email protected] Si estás preocupado por qué tan bien funcionas en la cama, te será imposible entregarte por completo a la actividad sensual y erótica.

Estar demasiado preocupado por si tu pene “da la talla”, o no, produce mucha ansiedad.

El estrés derivado del trabajo, las relaciones, los hijos o las finanzas pueden contribuir al desarrollo de la ansiedad por el desempeño sexual.

El estrés y la ansiedad afectan la facultad de tu cerebro para enviar mensajes al pene de que permita la entrada de un mayor flujo de sangre. Es difícil responder a la estimulación sexual (una sensación positiva) cuando estás sintiendo algo negativo como ansiedad.

Si estás demasiado concentrado en los síntomas derivados de la ansiedad, te costará más enfocarte en las sensaciones corporales durante el acto sexual. Estarás en la mente.

Si estás demasiado alerta a lo que sucede, estarás tenso. Es necesario relajarse para que surja la excitación sexual. Dedícate a sentir.

Uno de los efectos de las hormonas del estrés es que contraen las venas y arterias, disminuyendo el flujo de sangre. Esto provoca que llegue menos sangre al pene y sea más difícil tener una erección. 

Es fácil generar un círculo vicioso: (1) tienes una experiencia de disfunción eréctil, (2) le das demasiada importancia al evento, (3) te sientes incapaz, fracasado o poco valioso, (4) pierdes confianza en ti mismo y surge el temor de que la situación se repita, (5) pones mucha presión sobre ti para tener un desempeño perfecto (6) esto hace más probable que tenga lugar la dificultad para la erección.

La ansiedad por el desempeño sexual y la disfunción eréctil se pueden tratar. Es importante ver al médico para descartar el origen biológico. En próximas columnas revisaremos las opciones para el tratamiento psicológico de la disfunción eréctil por ansiedad. Mantente atento.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK