El poder de la violencia

"La violencia no es sino una expresión del miedo" Arturo Graf, (Escritor italiano).
Víctor Jiménez
30/06/2015 - 03:00

La violencia doméstica es un patrón de comportamiento utilizado para establecer poder sobre alguien más. El control se ejerce a través de la culpa, intimidación, amenaza o crueldad. Hay muchos malentendidos acerca de cómo funciona este tipo de abuso. Lee los siguientes mitos y realidades. 

Entre los efectos de la violencia doméstica sobre la salud mental de las víctimas están: depresión, alteraciones del sueño, ansiedad, recuerdos perturbadores y estrés emocional. Además, el abuso contribuye a que desarrollen enfermedades cardiacas, colitis y gastritis. Cuando los hijos son testigos del abuso físico, verbal, psicológico o emocional, tienen mayor probabilidad de abusar de sus parejas e hijos en la edad adulta. Así se perpetúa el ciclo de violencia por generaciones.

MITO: Para considerarse abuso conyugal, el acto abusivo debe ser frecuente.

REALIDAD: No necesariamente. Basta con un solo ataque para considerarlo violencia física. Los estudios indican que, una vez cometida la agresión física, la probabilidad de que se repita es muy alta. 

Un incidente no tiene que ser de la gravedad mostrada en televisión o las películas para disparar una alerta y evitar una segunda vez. 

Compra El Gráfico para que leas todos los tips de salud mental

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK