¿Qué piensa un violador?

La víctima de una violación dispone de toda una vida para digerirla, intentar comprenderla, formularse preguntas y, lo peor del caso, saber que el violador sigue vivo y que algún día puede fugarse o ser puesto en libertad
Víctor Jiménez
28/03/2016 - 22:36

¿Qué lleva a un hombre a perpetrar una violación? Ésta es la pregunta que muchos se hacen cuando aparecen noticias de un acto de esta naturaleza.

Los especialistas en el tema no tienen todas las respuestas. Sin embargo, sí han llegado a algunas conclusiones sobre la personalidad de un violador:

 -Sólo una minoría de los violadores comete este reprobable acto para satisfacer una urgencia sexual. En la mayoría de los casos se trata más bien de un acto de violencia, dominio de la mujer, búsqueda de control y poder, más que de necesidad sexual, como anteriormente se creía.

-En algunos casos, el sexo y la búsqueda de poder y un alto grado de hostilidad hacia las mujeres se entremezclan. Esta combinación de factores hace pensar en hombres con tendencias sádicas que se excitan principalmente por medio del sexo violento.

-Un agudo narcisismo caracteriza la personalidad del violador: es altamente egocéntrico, preocupado por sí mismo y carente de empatía por otras personas. 

-El perpetrador de una violación es inseguro, con tendencia a una actitud defensiva, hostil, desconfiado con las mujeres y alguien que obtiene placer sexual mediante el control de la mujer. 

-De acuerdo con Susan Browmiller, especialista en el tema, la mayoría de los violadores están enojados con el mundo y canalizan su ira contra las mujeres mediante el ataque sexual. Las someten en un acto que disfrutan de la humillación y el miedo que sienten las mujeres. 

-Con frecuencia, el violador reporta haberse sentido extremadamente enojado, deprimido e inseguro de su propia valía por días o meses antes del ataque sexual. Muchas veces el violador admite haber entrado en un estado de ira intensa debido al rechazo sexual por parte de la mujer. El atacante se siente insultado en su hombría. 

-Especialistas de universidades de Pensilvania y Copenhague coinciden en que la mayoría de los violadores vivieron en un ambiente de agresión sexual o ellos mismos fueron víctimas de abuso sexual. 

- El violador rara vez siente remordimiento o arrepentimiento por su acto. Cuando se muestra arrepentido es sólo porque lo atraparon. Algunos atacantes sexuales se enorgullecen de su reprobable acto e incluso disfrutan de la fama conseguida a través de los medios de comunicación. 

-Es común que el atacante muestre signos de agresión, verbal o física, aunque la agresión no necesariamente esté dirigida a la mujer. Su ira se hace evidente durante la conversación a través de las referencias negativas y vulgares hacia las mujeres. Pierde los estribos con facilidad y expresa su enojo violentamente: golpea la mesa o toma a la mujer por la muñeca con fuerza. Se porta agresivo cuando la mujer le dice “no”.

-Muchos violadores son conocidos de la víctima; con frecuencia la transgresión ocurre cuando el violador está bajo el efecto del alcohol. 

El violador utiliza el alcohol y las drogas como excusa para cometer su crimen. 

Con frecuencia, el atacante se intoxica con estas sustancias intencionalmente para vencer las inhibiciones y restricciones sociales en cuanto a violencia. 

Sígueme en: 

www.facebook.com/vjimenez67

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK