El secreto para dejar de postergar

Las grandes metas se pueden lograr avanzando paso a paso
Víctor Jiménez
21/10/2014 - 03:00

Es probable que notes una gran diferencia, que veas la tarea inicial como algo realizable y fácil de lograr. Es normal sentirse intimidado al pensar en un gran proyecto, pero cuando piensas en acciones s pequeñas, pero inmediatas, es más probable que te animes a hacerlo. “Un viaje de 10 mil kilómetros comienza con un solo paso”. Proverbio chino

Simplemente sube ese primer peldaño. Algo curioso sucede cuando empiezas a hacerlo: te olvidas de la enorme imagen amenazadora del proyecto y emprendes la primera acción que te acercará un poco a tu meta. Una vez iniciada la labor, de repente te descubres absorto en la actividad e, incluso, empiezas a disfrutarla. Pasado un tiempo, adviertes tu pequeño pero significativo avance.

Quizás lo has notado. Sucede con el ejercicio. Si bien al principio te resistes a hacerlo, una vez emprendido, el dinamismo te impulsa. Basta iniciar con unos cuantos pasos de calentamiento para pronto descubrir tu avance de más de un kilómetro. Sucede con la dieta. Sólo concéntrate en cuidar tus alimentos justo antes de una comida. Lograrlo te da satisfacción y un mayor sentido de control que te motiva a seguir cuidando tu dieta.

"Aquel que lo piensa mucho antes de dar un paso, se pasará la vida completa en un solo pie". Proverbio chino

Utiliza la palabra “solamente” en tus frases para convencerte, o engañar un poco a tu mente, cuando te propongas esa primera acción: “Solamente voy a dar unos cuantos pasos alrededor del parque”, “Solamente voy a escoger el color de la pintura para la fachada” o “Solamente voy a escribir algunas notas para mi tarea”. Además de la sugerencia anterior, Mark Forrester, autor del libro Hazlo mañana, garantiza que para evitar la resistencia, no hay como dar un primer paso que sea fácil y pequeño.

Una vez comenzado el trabajo, descubres lo fácil y rápido de su ejecución. La idea de la tarea cambia, la ves menos desagradable que cuando la evitabas. Es más, a veces terminas pensando: “¿Por qué no comencé antes? Si hubiera empezado antes lo habría hecho mejor o habría disfrutado de sus beneficios desde hace ya mucho tiempo” (Pychyl, T.: 2013). He escuchado a muchas personas decir esto con respecto a la psicoterapia, el estudio y el deporte. Estas ideas no son la única solución a la postergación, pero sin duda son un primer paso para superarla.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK