¿Qué tipo de madre o padre eres?

Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles alguna responsabilidad sobre los hombros
Víctor Jiménez
19/04/2016 - 05:00

Muchos  padres y madres educan a sus hijos igual a como ellos fueron educados. Otros se oponen rotundamente a criar a sus hijos como sus padres hicieron con ellos: “No cometeré los errores de mis padres”. Ser madre o padre no es fácil. La paternidad se aprende en la marcha. Los más interesados en la crianza de sus hijos compran libros o leen artículos sobre el tema. Otros asisten a las Escuelas para Padres organizadas por algunas instituciones. 

Hay mucho que aprender para hacer frente al reto de la paternidad. Comienza por identificar tu estilo de crianza o el que te gustaría seguir. Échales un vistazo a los tres principales estilos de educación y decide qué tipo de padre/madre eres y cuál te gustaría ser.

Tu estilo de crianza es AUTORITARIO si:

Eres la máxima autoridad en casa e impones tus reglas con dureza y rigor.

Te enfocas en corregir los errores y la mala conducta de tus hijos a través de duros castigos. 

Cuando tus hijos preguntan “¿por qué?” con respecto a una regla, tú contestas: “Porque lo digo yo” o “Porque soy tu madre”. 

Ejerces un fuerte control sobre tus hijos todo el tiempo. Das a tus hijos poca libertad de acción y de opinión.

Basas la disciplina en premios y castigos. Tus hijos se esfuerzan por complacerte con tal de ser premiados.

El buen comportamiento de tus hijos se debe al miedo que te tienen. 

Tus hijos se someten o se portan rebeldes ante tus métodos de control. 

Tus hijos se sienten inferiores, humillados, castigados y tienen dificultad para tomar sus propias decisiones.

Tu estilo de crianza es PERMISIVO si:

Por temor, cedes demasiado en cuestión de disciplina: “Si refuerzo las reglas perderé el cariño de mis hijos”.

Por inseguridad o comodidad, te vuelves consentidor y sobreprotector.

Te consideras el mejor amigo de tus hijos, no la persona encargada de orientar y poner límites. 

Das demasiada libertad a tus hijos y poca responsabilidad.

Te sientes incapaz de manejar la disciplina o de hacer que tus hijos cambien sus actitudes negativas y su mal comportamiento.

Tus hijos tienen poco sentido de la responsabilidad; tienen problemas en sus relaciones y en respetar los derechos de los demás. 

Tus hijos no tienen sentido del orden y la disciplina.

 Tu estilo de crianza es DEMOCRÁTICO si:

Evitas decir cosas como: “Haz lo que te digo y cállate”. 

Piensas que padres e hijos tienen el mismo valor y ambos tienen derechos que deben ser respetados. La igualdad reside en el valor como personas con derechos, no en la experiencia, inteligencia o papel en la familia. 

Pones límites claros y negocias algunas reglas con tus hijos. 

Basas la disciplina en las consecuencias (positivas/negativas) de las acciones y decisiones de tus hijos. 

Equilibras la libertad con la responsabilidad. Sabes que si das control a los hijos sobre su propia vida, éstos son más cooperativos y tienen una autoestima más fuerte.

Alientas y reconoces el buen comportamiento de tus hijos. Te enfocas en éste y permites que aprendan por su propia experiencia cuáles son las consecuencias de sus actos. 

No intimidas a tus hijos con castigos ni “compras” su buen comportamiento con premios. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK