6 formas de estropear tu vida sexual

Conoce algunas de las actitudes y estrategias que contribuyen a arruinar tu vida sexual en pocos pasos
Víctor Jiménez
18/03/2014 - 03:00

Hay quienes insisten en actuar de acuerdo con creencias y actitudes que conducen a una vida sexual desdichada. Nuestra sexualidad es fácilmente vulnerada por nuestro nivel de autoestima, nuestras inseguridades, presiones, críticas y grandes expectativas.En realidad no es difícil echar a perder tu vida sexual, y si esa es tu meta, sólo pon atención a estas sugerencias y pronto la habrás alcanzado. Algunas de las actitudes y estrategias que contribuyen a arruinar tu vida sexual son las siguientes:

DESCALIFICACIÓN. Esta estrategia consiste en reprocharle a tu compañero su mal desempeño sexual. Echarle esto en cara hará que surja en él un fuerte sentimiento de culpa. Además, contribuirás a dañar la imagen y el concepto que tiene de sí mismo. Si las cosas en la cama no funcionan como te gustaría, podrías recordarle cuáles son tus expectativas, pero sobre todo, hacerlo sentir inferior, que no está a la altura de las circunstancias.

INTOLERANCIA. Para sacar provecho a esta actitud, exígele y exígete a ti mismo que todos y cada uno de sus encuentros eróticos sean extraordinarios y memorables. Si a pesar de los esfuerzos de tu compañera, la relación sexual no es satisfactoria, muestra francamente tu desilusión. También ayuda comunicarle, tal como hace contigo tu jefe en el trabajo, que esperas mejore su desempeño en la siguiente oportunidad. De ser necesario, dale un ultimátum.

INFLEXIBILIDAD. Una táctica efectiva es actuar conforme a la idea de que hay una sola forma de satisfacer a tu pareja o de encontrar satisfacción en la cama. La gran ventaja de esta táctica consiste en que no hay que quebrarse la cabeza pensando en cómo innovar. Al considerar el coito como el único modo de alcanzar un orgasmo, te puedes olvidar de cualquier otro recurso que requiera esfuerzo o creatividad de tu parte. El complemento ideal, si tu intención es echar a perder tu vida sexual, es tener sexo siempre el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar: “El sábado a las 9:30 pm, nos vemos en la cama”.

PRESIÓN. Una de las actitudes más efectivas para estropear tu vida amorosa radica en tratar tu desempeño sexual como si estuvieras en un concurso que obviamente quieres ganar. Para poner un poco más de tensión sobre ti mismo, podrías considerar el encuentro sexual como un examen que debes aprobar. Si se quiere asegurar el fracaso en el sexo, conviene llevar, obsesivamente, la cuenta de los minutos, la frecuencia y los orgasmos. Preocúpate si no duras lo suficiente o si no llegas al orgasmo en el tiempo establecido.

CERRAZÓN. Si la experiencia sexual en tu pareja no es como la deseas, haz un drama en lugar de sentarte a platicar sobre el tema para resolver lo que sucede entre ustedes. La táctica de hacer el drama te permite evadir una conversación honesta y directa en la que tienes que hablar sobre tus deseos y preferencias, y las de tu pareja. Evita a toda costa el tema de tus limitaciones. Concéntrate sólo en las de tu compañera y resalta tus aciertos y fortalezas.

EXIGENCIA. Actúa conforme a la idea de que tu pareja debe cumplir con sus “obligaciones sexuales”. Para echar a perder el deseo en ella, hazle sentir que está en deuda contigo y que debe pagar su adeudo. Exige que, después de un tiempo de estar juntos, la pasión se mantenga tan intensa como al inicio de la relación. Si estás en la madurez, y quieres terminar de arruinar tu vida sexual, presiónate y presiona al otro para que funcionen como cuando eran más jóvenes. Con esta actitud te aseguras de provocar suficiente frustración para destruir el deseo sexual.

Adoptar las actitudes anteriores te garantiza una vida sexual poco placentera. Cada actitud o estrategia descrita te acerca más y más a la insatisfacción. Si conoces alguna otra táctica útil para deteriorar tu vida sexual, házmelo saber.

La diferencia entre la muerte y el sexo es que la muerte es algo que puede hacer uno solo y sin que nadie se ría después de ti”

WOODY ALLEN

Dato interesante

Los hombres que roncan producen menos niveles de testosterona, conduciendo a menos libido y menos actividad sexual, indicó un estudio en la edición de julio de “The Journal of Clinical Endocrinology”. (consumer.healthday.com)

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK