¿Cómo ayudar a un alcohólico?

Víctor Jiménez
15/03/2016 - 05:00

Deja de ocultar el problema. Si lo has mantenido en secreto, deja de hacerlo. Háblalo con otros familiares cercanos, el médico familiar, el sacerdote o cualquier persona que pueda dar un buen apoyo. Esto hace más fácil para ti y la familia enfrentar el problema. 

Reúne el apoyo hecesario. Haz un plan para hablar con la persona adicta al alcohol. Apóyate en los familiares a quienes respeta más y con quienes puede sentirse más en confianza. 

 

Elige el momento adecuado para hablar. Evita tener una conversación sobre su alcoholismo mientras la persona está bebiendo, ha bebido o está bajo mucho estrés. Seguramente puedes encontrar el momento en que esté sobrio y lo más calmado posible. Temprano por la mañana es un buen momento para hacerlo. 

Confronta de forma calmada, sin acusar a la persona. Menciona las formas en que la familia, su trabajo y las finanzas han sido afectadas por su alcoholismo. Dale ejemplos de cómo la enfermedad ha provocado problemas, incluye el incidente más reciente. Es importante insistir en el siguiente mensaje: “Eres importante para nosotros, queremos que estés bien y nos gustaría que buscaras ayuda”. 

Evita culpar y reprochar. Seguramente no será fácil que acepte tener un problema y buscar apoyo. Es muy probable que reaccione con negación, distorsión de las cosas y evitación. Sé claro, paciente y respetuoso, pero firme. Hazle ver que como tiene una adicción al alcochol, no le será posible dejarla por su cuenta, que necesita ayuda. El alcoholismo no se puede tratar y superar en casa y sin ayuda. 

Planifica el siguiente paso. Si la persona se niega a ir a un grupo de ayuda como Alcohólicos Anónimos, como familia piensen en las medidas que van a tomar. Por ejemplo, podrían rehusarse a resolver los problemas legales, económicos o laborales en los que se meta; si se le ha estado dando alojamiento gratuito, la familia podría decidir retirarle su apoyo a menos que tome un programa de rehabilitación o asista a reuniones de Alcohólicos Anónimos.

No te des por vencido. No es fácil sacar a la persona de su negación. Si lo anterior no funciona, pídele a quien el adicto al alcohol considere una autoridad que hable con él, para persuadirlo de buscar ayuda.

Pide ayuda a un integrante de Alcohólicos Anónimos. Organiza una reunión con tu pariente para que comparta su experiencia, fortaleza y esperanza. De preferencia, tú mismo acude a reuniones de Al-Anon, los grupos para familiares y amigos de personas alcohólicas. No te culpes por el alcoholismo de tu familiar. Tratar con una persona alcohólica es mentalmente desgastante. Los grupos de Al-Anon te ofrecen comprensión y un apoyo invaluable. 

Las adicciones destruyen familias, relaciones e individuos. Vivir con un adicto al alcohol es desgastante y doloroso. No permitas que esto suceda en tu familia. Considera los puntos anteriores para dar el mejor apoyo a tu familiar o amigo. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK