¡Aguas con el estrés!

Mamás y papás enseñen a sus hijos a estar en silencio y conocer cada una de sus sensaciones para estar en paz
Redacción
24/07/2016 - 10:10

Por Irma Gallo.

Antes de empezar a escribir sobre este tema, queridos papás y mamás, debo contarles que soy totalmente escéptica ante los métodos para curar los males del cuerpo que salen de la medicina halópata, o sea, a mí denme una pastilla o pónganme una inyección que me cure lo más rápido posible, y ya.

Pero justo en los días previos al que escribo esta columna sucedieron dos cosas; la primera fue que mi cuerpo empezó a mostrar síntomas de un cansancio que ya iba más allá de sólo eso: la cabeza me dolía todo el tiempo, me zumbaban los oídos, me mareaba, me quedaba dormida en todos lados y por la noche sufría insomnio.

Lo segundo que ocurrió es que llegó a mis manos el libro ‘Oídos sordos’, de la sicóloga chilena Pilar Sordo, y cuando lo empecé a leer me di cuenta de que a ella le había ocurrido lo mismo (a decir verdad, lo de ella fue peor porque incluso tuvo derrames en los ojos, alergias y un sangrado vaginal que duró 90 días y la hizo poner manos a la obra).

Así que decidí dedicar esta columna a hablarles de algo que Pilar llama “desconectarse de uno mismo” y yo, sencillamente, “ser víctima del estrés”, porque es muy cierto que padres enfermos crían hijos enfermos. Y van a ver porqué.

“Si no es nada grave, ya se me pasará”

Quizá ustedes estén acostumbrados a que les duela la cabeza, la espalda, las piernas. Y todos los días se “quiten” esos dolores con una aspirina o cualquiera otro analgésico de fácil acceso en las farmacias. Total, son sólo las consecuencias de un día ajetreado, pensarán.

Pues, ¡mucho cuidado! Sólo están tapando los síntomas del problema de fondo: su cuerpo les está “gritando” (usando el término de Pilar Sordo) que pongan atención y hagan algo al respecto.

Estas son las consecuencias que, según las página web salud180.com, puede tener el estrés:

Sobrepeso u obesidad.

Insomnio.

Depresión.

Trastornos menstruales.

Pérdida del cabello.

Hipertensión (presión alta).

Problemas digestivos que pueden desembocar en úlceras.

Enfermedades cardiacas y hasta infartos.

Papás desconectados, hijos víctimas

Según Pilar Sordo: “Lo más grave de todo es que no les enseñamos a nuestros hijos a que se conecten con ellos. Por ejemplo, uno de los problemas más importantes que tenemos en Latinoamérica es la obesidad infantil.

Y es justamente porque los papás, al estar desconectados de nosotros no nos estamos dando cuenta que estamos intoxicando los cuerpos de nuestros hijos con comida que no debieran comer con el afán de no pelearnos, pero al mismo tiempo, no desarrollando ni la fuerza de voluntad ni la sensación de hacernos cargo.

Esta desconexión a la largo termina repercutiendo también a nivel educacional, donde no estamos educando a los niños a que desde chicos entiendan que hay una conexión de las emociones con la salud, que tienen que aprender a estar en silencio, que no todo puede ser tecnología, y que están creciendo mirando hacia afuera y nunca hacia adentro”.

¿Qué puedo hacer?

En entrevista vía telefónica, Pilar Sordo recomendó:

Buscar espacios de silencio. “Pero no es el silencio en que está todo callado, y eso lo aprendí de una persona heredera de la cultura maya, no es ausencia de ruido”. “El silencio es un viaje que yo hago, así esté en el Metro, hacinada, con 4 mil personas adentro. Es un viaje que yo hago dentro mío y que de alguna manera implica conectarme desde mi respiración, hasta mis latidos cardiacos, mis emociones, o hasta las sensaciones corporales que resulten o aparezcan en el momento en que establezco relación conmigo”.

La sicóloga chilena añade a ésta, otras recomendaciones del Dr. Deepak Chopra:

Buena alimentación (incluye hidratarse constantemente con agua natural, sin endulzantes), expresar las emociones, dormir, meditar, y hacer ejercicio.

Como pueden ver, nada de esto es imposible, y sí puede generar un cambio trascendental en nuestra vida y en la de nuestros hijos.

De regalo

Si eres de los primeros tres que nos escriban y nos enumeras cinco consecuencias del estrés (o la desconexión como lo llama Pilar Sordo) en tu cuerpo, ya ganaste un ejemplar de Oídos sordos, cortesía de El Gráfico y Editorial Océano México. ¡Apúrate porque sólo hay tres ejemplares!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK