Cuidado con los ciberpederastas

Evita que tus pequeños lleguen a contactar con un pornógrafo infantil y que la experiencia les cause estrés y ansiedad
Redacción
15/05/2016 - 10:27

Por Irma Gallo.

Cuando apenas tenía 13 años, la norteamericana Alicia Kizakiewicz se escapó de su casa en plena celebración de Año Nuevo. Se le ocurrió decirle a su mamá que la cena le había caído mal y que necesitaba acostarse un momento.

Se retiró de la mesa y se salió por detrás del árbol de Navidad. Iba a encontrarse con alguien que había conocido en internet y que se decía su amigo.

Estaba comenzando 2002 y se sabía muy poco de los peligros de las red; aún así, Alicia narró a BBC que cuando estaba en la esquina de su casa, una voz en su interior le decía:

“¡Cuidado! Puede ser peligroso. Mejor regresa”. Pero no le hizo caso, y sin darse cuenta estaba en el auto de un hombre que la torturó sexualmente durante cuatro días hasta que el FBI la rescató porque su victimario había subido los videos que le tomaba a internet.

Alicia está viva y ahora da pláticas por todo Estados Unidos para prevenir que más chicas y chicos (porque esto le puede pasar a hombres y mujeres) vivan lo mismo que ella. Pero su caso es excepcional. No muchos (mejor dicho, muy pocos) logran sobrevivir una situación así.

Datos escalofriantes

En noviembre de 2014 Lucas Michael Chansler, de 31 años, fue condenado a 105 años de prisión por pornografía infantil.

La policía está buscando a 240 posibles víctimas de este hombre que se hacía pasar por un chico de 15 años y después de ganarse la confianza de niñas, de 13 a 18 años, las hacía desnudarse y cometer actos sexuales frente a la cámara web, amenazándolas con que si no cedían a sus peticiones subiría a internet las fotos y videos comprometedores que ya tenía.

Estas cosas no sólo suceden en Estados Unidos. En 2009, la periodista Lydia Cacho denunció en su sitio web que “La Unidad de Investigación Cibernética de la Procuraduría de Justicia del DF investigó y arrestó a una red de pornografía infantil, cuyo líder es el sacerdote Rafael Muñiz López.

Este hombre enviaba y recibía miles de imágenes de sexo explícito de hombres adultos con bebés de 0 a 3 años y con menores de 15 años.

Los expertos que trabajaron en el caso rescataron este terrible material de las computadoras y correos electrónicos personales de sujetos de Tamaulipas, Monterrey, Veracruz, Puebla, Distrito Federal, Hidalgo, Aguascalientes y Yucatán; vinculados con Perú y Argentina.

Ese mismo año, la también periodista Marcela Turati escribió en el semanario Proceso que “México ocupa el segundo lugar mundial en la producción de pornografía infantil, aseguran Microsoft y organizaciones internacionales contra el abuso de menores”.

¿Cómo proteger a tus [email protected]?

1. Bajo ninguna circunstancia les dejes subir a la red fotos en las que se vean sus rostros y/o sus cuerpos (ni tú las subas a tus redes). Aunque creas que tienen la cuenta protegida, los ciberpederastas se las arreglan fácilmente para violar esa privacidad.

2. Siempre supervisa a qué páginas tienen acceso en la computadora de casa. Hay maneras de restringir a cuáles NO quieres que accedan, como en los canales de televisión.

3. Si tienen celular y les permites usar WhatsApp o algún otro servicio de chat como Telegram o Snapchat (de moda entre los adolescentes), supervisa su lista de chats. Si ves un nombre que no te suena, pregúntale quién es, cuántos años tiene, cómo lo conoció. Si algo no te checa, no le permitas mantener ese contacto.

4. También en la computadora nuestros hijos pueden chatear. Sigue la misma recomendación.

Acuérdate que una vez que un ciberpederasta logra captar una imagen pornográfica de tu hijo no se detendrá. No sólo distribuirá esas fotos y/o videos por todo el mundo, sino que continuará el acoso contra tu pequeño, provocándole estrés postraumático, ansiedad, dificultad para establecer relaciones sanas, inestabilidad emocional y baja autoestima, entre otras consecuencias.

DE REGALO

Para que estés más enterado acerca de cómo proteger a tus hijos de los peligros que se esconden en la red, escríbenos y dinos qué temas quieres que tratemos en esta columna. Si tu correo es de los tres primeros, ya ganaste un ejemplar de ‘Los siete clics mortales’, cortesía de Penguin Random House y El Gráfico. ¡Apresúrate porque se acaban muy pronto!

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK