¡Ojo en casa! Trastornos mentales en la adolescencia

En esta columna hablaremos brevemente de algunas enfermedades mentales para que, si ustedes advierten algunos síntomas en sus hijos, acudan de inmediato a un profesional
Redacción
10/06/2018 - 11:49

Por Irma Gallo 

Desde la Edad Media, cuando se les relacionaba con posesiones diabólicas, las enfermedades mentales cargan un estigma tan injusto como difícil de combatir. Son tantos y tan fuertes los prejuicios asociados a estas, que muchas veces la gente prefiere ocultar que las padece (o que un familiar cercano las presenta), antes que atreverse a decirlo y buscar ayuda.

Desafortunadamente, algunas pueden tener muy serias consecuencias, tanto para quienes las sufren como para quienes los rodean. Por eso, en esta columna hablaremos brevemente de algunas para que, si ustedes advierten algunos síntomas en sus hijos, acudan de inmediato a un profesional.

RECUERDEN

Las enfermedades mentales NO desaparecen ni se curan con brujos, curanderas ni de más.

¿Cuáles son las enfermedades mentales que se presentan con más frecuencia en la infancia y la adolescencia?

Según la Fundación Nou Barris para la Salud Mental, de Barcelona, España, a través de su órgano informativo L´Interrogant, los trastornos que revisten gravedad en estas etapas de la vida son:

—El autismo.

—Las psicosis de inicio en la primera infancia.

—La esquizofrenia de inicio infantil o adolescente.

—Los trastornos generalizados del desarrollo (diagnóstico que se realiza en niños muy pequeños, pero que con mucha frecuencia evoluciona hacia una psicosis franca).

—Los trastornos afectivos graves.

—Los trastornos paranoides y trastornos de la personalidad de tipo límite o antisocial.

¿cÓMO SABER SI MI HIJO PUEDE TENER UNA ENFERMEDAD MENTAL?

Antes que nada, recuerden que la intención de esta columna es compartir con ustedes tips de mamá a papás, y que es indispensable confirmar cualquier información con un especialista. Sí, soy periodista y me pongo a investigar antes de escribir, pero no soy psiquiatra, ni pediatra ni mucho menos.

Dicho lo cual, voy a enumerar algunos síntomas, que según la Fundación Nou Barris y MedLine Plus, sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, estos son algunos de los signos de alerta:

Problemas en diferentes ocasiones (en la escuela, en casa, con sus compañeros).

Cambios en el apetito o el sueño.

Aislamiento social o miedo a cosas que antes no le causaba temor.

Volver a portarse como un niño pequeño, por ejemplo, orinarse en la cama.

Señales de estar molesto, como tristeza o llanto.

Signos de hacerse daño a sí mismo, como golpearse la cabeza o de repente herirse a menudo.

Pensamientos repetitivos sobre la muerte.

Dificultad persistente con la lectoescritura.

En la infancia, los estados paranoides no se presentan con delirio, pero sí podemos observar ideas delirantes fijas y características de estos, como: el otro me quiere matar, se burlan de mí, me persiguen.

Durante la adolescencia, la esquizofrenia se pone de manifiesto mediante la desconexión de la realidad en sus más variadas formas: la reclusión del sujeto en lo que se conoce como su lengua particular, las vivencias de fragmentación corporal o de muerte subjetiva y, en muchos casos, el inicio de la construcción de un delirio en su esfuerzo por entender el mundo.

Repito: Si observan alguno (o varios) de estos síntomas en sus hijos, vayan con un profesional de la salud mental, pues sólo él puede darles un diagnóstico certero y tratamiento adecuado.

CHECA ESTOS LINKS, TE PUEDEN SER ÚTILES 

http://revistainterrogant.org/los-trastornos-mentales-graves-la-infancia...

https://medlineplus.gov/spanish/childmentalhealth.html

https://carefirst.staywellsolutionsonline.com/Spanish/RelatedItems/85,P0...

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK